La Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA, por sus siglas en inglés) descubrió una falla importante en Windows 10 que puede ser usada por piratas informáticos para crear software malicioso que parece legítimo.

Microsoft ha publicado un parche y señaló que no había visto evidencia de que los hackers explotaran el error.

El problema fue revelado durante una conferencia de prensa de la NSA.

No quedó claro cuánto tiempo antes lo supo antes de comunicárselo a Microsoft.

Brian Krebs, el experto en seguridad que fue el primero en revelar el problema, dijo que el gigante del software había enviado el parche a las ramas del ejército estadounidense y otros usuarios de alto nivel antes de lanzarlo de forma más generalizada.

Con información de BBC