Cómo las pruebas de ADN se convirtieron en un multimillonario negocio y cuáles son los riesgos de entregar tu código genético

El negocio de los tests genéticos se ha disparado.

Con una simple muestra de tu saliva, las empresas que venden los kits de ADN por internet y las grandes farmacéuticas que compran esos datos, están ganando millones de dólares.

Sea para descubrir tus ancestros, hacer una dieta personalizada, o conocer tus riesgos de salud, los consumidores están cada vez más interesados en adquirir estas cajas de sorpresas que pueden revelar algunos misterios de tu pasado y de tu futuro.

La venta directa a los consumidores de estos kits genéticos, ha creado un mercado con ventas que creció desde unos US$15 millones en 2010, a más de US$118 millones el año pasado, según le dice a BBC Mundo Bruce Carlson, editor seniorde la consultora Kalorama Information.

Por un lado, “los consumidores están interesados en su ascendencia y nacionalidad”, explica.

Eso porque las personas quieren conocer qué probabilidades tienen de desarrollar ciertas enfermedades y actuar preventivamente.

“Hay cada vez más conciencia sobre los factores de riesgo para el cáncer, más interés en el bienestar y en un estilo de vida saludable”, dice Carlson.

Y las proyecciones apuntan a que para el año 2023 el total de ventas de este mercado llegaría a unos US$387 millones.

Entre las compañías más grandes dedicadas a la venta de tests, están 23andMe, Ancestry, MyHeritage, Helix o Family Tree.

Pero a ellas se suma una infinidad de empresas más pequeñas que tratan de ganarse un espacio.

La mina de oro

Algunos de los inversionistas detrás de estas empresas son grandes farmacéuticas, interesadas en tener acceso a la mayor cantidad de perfiles genéticos posible.

Esa es una mina de oro, que va mucho más allá de la venta de tests y se dirige a la compra de gigantescas bases de datos.

Con información de BBC 

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*