(Caracas, 8 de diciembre de 2020).-  China avanza en el servicio de transporte público y presenta sus primeros 25 taxis totalmente robóticos, que funcionan incluso sin control remoto exterior.

AutoX, una compañía que desarrolla productos y servicios de gran innovación, junto al gigante del comercio electrónico Alibaba, presentaron la primera flota de taxis robot sin conductor en las calles de Shenzhen, en el sureste del país.

Dichos vehículos autónomos ya circulan por las calles de la importante ciudad asiática, pero aún no atienden al público; por los momentos AutoX se encarga de evaluar el desempeño de las unidades en las vías públicas y así garantizar el perfecto funcionamiento de su sistema. Actualmente el servicio está disponible solo para empleados e invitados privados, como medios de comunicación, socios comerciales, inversores y fabricantes de automóviles.

La compañía se convirtió en pionera en poner en marcha un servicio de transporte sin conductor, lo cual es totalmente diferente a los otros ‘robotaxis’ exhibidos en China. Sin duda, este movimiento marca un antes y un después en la tecnología de este tipo.

La idea de eliminar a los conductores del frente y a los operadores en un centro de control remoto en Shenzhen se debe a que AutoX equipa sus vehículos con su unidad de control de vehículos patentada llamada XCU, que, según afirma la compañía, tiene una velocidad de procesamiento más rápida y más capacidad computacional para manejar los complejos escenarios que se podrían plantear en las vías de las ciudades chinas.