La aplicación de whatsApp tiene como política de privacidad bloquear los números de aquellos usuarios que tienen una conducta no apropiada, por ejemplo contribuir al porno infantil. Teniendo en cuenta el principio de la app de tolerancia cero, algunas usuarios se aprovechan de esto para incentivar a la app de bloquear a usuarios que no están haciendo básicamente nada.

Se trata de una broma de mal gusto. WhatsApp restringe a sus usuarios cuando ve en su imagen o nombre de usuario acciones no tan lícitas, porque es incapaz de descifrar las conversaciones. El bromista cambia en los grupos el nombre de uno de sus integrantes por «porno infantil» y automáticamente se bloquea.

WhatsApp ya ha bloqueado 250.000 números mensuales en el último trimestre.

Con información de noticias24