EE.UU. advierte sobre el uso de sangre joven para “rejuvenecer”

A mediados el año pasado una polémica startup llamada Ambrosia llamó la atención al afirmar que comenzaría a hacer trasfusiones de sangre para rejuvenecer a las personas que estuviesen interesadas. Ahora, las autoridades estadounidenses han respondido advirtiendo contra tal práctica.
“No existe un beneficio clínico comprobado de la infusión de plasma de donantes jóvenes para curar, mitigar, tratar o prevenir estas afecciones, y existen riesgos asociados con el uso de cualquier producto de plasma”, dijo en un comunicado, Scott Gottlieb, comisionado de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA).
Por su parte, Peter Marks, director del Centro de Evaluación e Investigación de Productos Biológicos de la agencia explicó que les “preocupa que algunos pacientes estén siendo atacados por actores sin escrúpulos que promocionan los tratamientos de plasma de donantes jóvenes como curas y remedios”.

Podría tener riesgos, advierte la FDA

El plasma es la porción líquida de la sangre y contiene proteínas que ayudan a que la sangre se coagule. Se usa para reemplazar los niveles bajos de proteínas de la sangre en una variedad de situaciones médicas. Por ejemplo, algunos pacientes con enfermedad hepática no pueden producir las proteínas necesarias para que la sangre se coagule.
Sin embargo, los supuestos beneficios que promocionan empresas como Ambrosia aun no están documentados y podrían tener riesgos. La agencia dijo que, por ejemplo, las infusiones de plasma pueden aumentar el riesgo de infección o problemas alérgicos, respiratorios y cardiovasculares, por lo que deben usarse solo cuando los beneficios son claros, o como parte de un ensayo clínico bajo “supervisión regulatoria apropiada”.
Por eso, la FDA advirtió que considerará tomar medidas de cumplimiento (como enviar cartas de advertencia que exijan acciones correctivas) contra las compañías que “abusan de la confianza de los pacientes y ponen en peligro su salud con condiciones de fabricación descontroladas”, o promoviendo supuestos tratamientos que no han sido probados seguros o eficaces.
Aunque no mencionaron nombres, es claro que las autoridades federales se están refiriendo a Ambrosia, una empresa que vende trasfusiones de sangre por precios entre los 8 mil y 12 mil dólares y que recientemente anunciado la apertura de clínicas en al menos 6 ciudades norteamericanas.
Cabe recalcar, que tal y como dice la FDA, la ciencia detrás de la propuesta de Ambrosia aun no es concluyente. Aunque se han realizado pruebas con ratones y estos han mostrado signos de rejuvenecimiento, el intercambio no se limitó solo a la sangre, sino que los ratones también recibieron órganos y el sistema circulatorio de los ratones jóvenes.

Con información de Victor RománN+1, ciencia que suma.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*