¿Conoces el ‘breadcrumbing’? Es la nueva forma on-line de pasar de la gente o el nuevo ‘ghosting’

(Caracas, 27 de noviembre de 2018).- Ya se acerca la primavera y todos sabemos que, como bien dice el refranero popular, la sangre altera. Las citas y, sobre todo, las citas y los flirteos virtuales, están más que a la orden del día. Algunas veces salen bien, otras mal y, otras, tremendamente mal. En el mundo de las citas, como en el del tiempo, nada es previsible y casi todo escapa a nuestro control. Si algo sale bien en una primera cita, se convierte en una segunda, una tercera y, ¡tachán¡ ya tienes pareja. Pero, ¿y qué pasa cuando sale mal? Hace unos meses te hablamos de esa terrible tendencia conocida como ghosting que consiste, básicamente, en hacer el vacío, pasar de la persona en cuestión e ignorarla como si no hubieses existido nunca. ¿Cobarde? Sí. ¿Rancio, inseguro, pasivo agresivo e infantil? También, pero, ¿quiénes somos nosotros para juzgar?

Si la moda del ghosting te pone los pelos de punta y te deja con ganas de meterte en la cama y no volver a salir de ella jamás, ahora, hay un nuevo boom en el campo de la soltería y es conocido como breadcrumbing. Esta palabra viene de breadcrumb o migas de pan, por lo que, vendría a ser (dicho coloquialmente) algo así como ir dando migajas de pan (pero emocionales). ¿Esto qué quiere decir? Pues que la persona en cuestión, es decir, el que hace el breadcrumbing, te envía las señales mínimas para tenerte ahí. Contesta lo justo, lo correcto y necesario para que pienses que no está todo perdido, que todavía hay esperanza y que en algún momento la cosa irá más y hacia delante, pero no.

Esto no sólo se refiere a las redes sociales sino que también se puede extrapolar al mundo real. ¿La persona en cuestión se te acerca, es amable, te sigue el juego pero nunca llega a nada? ¿Os enrrolláis, después te dice que no es nada, que sólo sois amigos pero vuelve a ti (ya sea borracho o no)? Esto también son señales de breadcrumbing, además de ser alarmas rojas inequívocas. Todos hemos estado (o estamos) en relaciones que no están definidas o que parece que sí pero no. Si estás en alguna de ellas, corta de raíz porque no van a terminar en nada bueno. Sólo son relaciones tóxicas donde una de las dos personas alimenta su ego y tiene a la otra ahí para cuando otro de sus planes fallen. ¿Piensas que eres a la única persona que tiene en reserva? ¡Ja!

Entonces, ¿qué es peor? ¿el ghosting o el breadcrumbing? Pues depende de cada uno. Quizá, el primero es mucho mejor porque, aunque deja con la duda y corta de raíz, al menos desaparece completamente y de una forma más o menos limpia. El segundo te mantiene en vilo constante, nunca termina ni va a ninguna parte, pero siempre está ahí. Está más que claro que, en una época donde todo caduca nada más empezar, la tecnología ha servido como vehículo para acelerar el breadcrumbing o, al menos, hacerlo más patente.

image
Meme que hace burla a la ansiedad que sientes cuando quieres escribir a alguien que te interesa. Fotografía de Google.

Ahora que ya sabes, más o menos, qué es el breadcruming, aquí te dejamos las pistas/señales/claves para descubrir si estás siendo víctima de este nuevo ¿fenómeno? social y cómo esquivarlo (si quieres, claro).

1- El que hace el breadcrumbing es vago e/o inconcluso en cuanto planes futuros.Cuando quieres hacer planes a corto/medio plazo, siempre hay una respuesta como ya veremos o, sí sí, otro día lo hablamos o algún día. Es decir, menciona los planes pero nunca los materializa o concreta de alguna forma.

**¿Cómo solucionarlo? Llamando a la persona en cuestión, a ver qué respuesta o qué tono de voz utiliza para decirte no.

2- Te escriben muy (pero que muy) de vez en cuando. Tal cual, no tiene otra interpretación. No te escriben cada tres meses pero tampoco cada tres días. Dejan semanas entre mensaje y mensaje, así, se ve que hay una puerta abierta pero tampoco se esfuerzan en intensificar la comunicación.

** ¿La forma de mejorarlo? ¿De verdad quieres hacerlo? Fíjate en cuándo, cómo y por qué te escribe. Es verdad que algunas personas están muy ocupadas o son muy despistadas pero, ¿tanto como para dejar pasar tanto tiempo? ¿Te pone mensajes sólo cuando subes una selfie picante o algo muy guay que le interesa?

3- Sólo hay flirteo por redes sociales. Aunque te hemos comentado hace unas líneas que también puede ser en persona (el típico tira y afloja o el clásico te enciendo para después pasar de ti y dejarte con las ganas) la mayor parte de la interacción ocurre de forma on-line.

** No te vamos a decir lo que ya te hemos dicho un par de veces en el propio artículo.

4- El comportamiento en persona es errático, incongruente y sin sentido. Aunque en la cita o el momento juntos en cuestión parezca maravilloso, en realidad tiene lagunas. ¿Por ejemplo? Pues que todo parece que va genial pero, luego, sin saber cómo y/o por qué, todo se va al traste y siempre tienes la sensación de que has sido tú la persona que ha hecho todo mal. Error.

** Preguntarte una y otra vez qué has hecho mal no es la solución. Está claro que nadie es perfecto pero, si una sí y otra también, la cosa termina así de mal o de forma inconclusa, está claro que te están dando migajas emocionales para que pienses que, en algún lejano momento, todo cambiará y mejorará. Ilusa.

5- Hablar de los sentimientos o de lo que sientes siempre es un problema o nunca es el momento adecuado para ello. Siempre es un mal momento para expresar lo que sientes. Siempre. Además, si quieres ser un poco más intensa de lo normal (nadie es nadie para juzgar los grados de intensidad de la persona o sus sentimientos) estás siendo dramática. Si la persona utiliza esa palabra en cuestión, lo que tienes que hacer es huir (y eso es poco).

** Está claro que hablar cada día o cada semana de los que estáis sintiendo, quizá es demasiado.Pero si intentas expresar tu malestar o tu preocupación un par de veces y esquiva el tema, te quiere tener ahí pero no va a ir a más.

¿Por qué la gente hace breadcrumbing? No existe un único motivo. La persona puede ser insegura, quiere alimentar su ego, llenar vacíos emocionales, es un juego o, simplemente, quiere saber que eres relevante para él o ella porque sí. A lo mejor esta pasivo/agresividad no se muestra en ninguna de las cosas que hemos comentado. Quizá stalkea y ve todas tus redes sociales, te inunda a likes, lo hace patente pero nunca te dice nada. O quizá sólo aprovecha tus momentos más vulnerables (como cuando estás borracha) para marcar territorio y asegurarse de que está todo en orden. O, quizá, a lo mejor, simplemente, la persona es un poco sádica y disfruta con esta clase de juegos. No lo sabemos, sin embargo, en tu mano está seguir el juego o no.ç

 

Con información de Harpers Bazaar

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*