(Caracas, 13 de noviembre de 2020).- Comenzar el camino a un mundial con dos derrotas en la primera doble fecha FIFA es dificil para todas las selecciones en el mundo y en especial en Sudamérica, pero… ¿realmente te deja fuera de carrera para una  clasificación? A continuación haremos un análisis a fondo de lo que debe hacer cualquier equipo para acceder a un mundial de fútbol en Conmebol, y un estudio de la selección venezolana de fútbol con las claves para una posible e histórica clasificación por primera vez a una Copa Mundial de la FIFA.

INICIO DE UN NUEVO CICLO

Venezuela tuvo cuatro técnicos en 19 años, donde sus primeros cuatro encuentros por eliminatoria no contaron con resultados favorables, los datos son los siguientes:

● Richard Páez: 1V – 1E – 2D (4GF | 12GC)

● César Farías: 1E – 3D (3GF | 7GC)

● Noel Sanvicente: 4D (4GF | 11GC)

● Rafael Dudamel: 1E – 3D ( 2GF | 9GC)

Cabe destacar que los anteriores seleccionadores de La Vinotinto tuvieron la oportunidad de disputar partidos amistosos, hacer microciclos de concentración y hasta una Copa América de por medio para poder plasmar en sus dirigidos el plan de juego y la idea de cada estratega.

En el último mes hemos visto por los distintos medios de comunicación y las redes sociales, comentarios lapidarios para el desempeño de Venezuela y sus aspiraciones de acceder a la próxima cita en Qatar. Periodistas deportivos afirmando un fin prematuro del sueño mundialista, otros atacando el joven proceso del portugués José Peseiro y un desazón y desanimo generalizado que se hacía presente en los aficionados a través de Twitter, Facebook y otras redes.

EL CAMINO ES LARGO

Ecuador en el inicio del premundial rumbo a Rusia 2018 comenzó con una racha soñada para las ambiciones de “La Tri” , 4 victorias consecutivas y 12 puntos en la bolsa, que a pesar de ser un colchón cómodo para afrontar el largo proceso, se hizo agua en los dedos de los ecuatorianos, que posteriormente quedaron eliminados de poder conquistar la ansiada clasificación.

El camino de las Eliminatorias Sudamericanas son 19 fechas, a jugarse en dos vueltas de 9 partidos de local y visitante respectivamente. A lo largo de los diferentes premundiales, desde que se juega con este formato de todos contra todos desde las clasificatorias a 2002, se ha hecho una constante que para consolidarte y aferrarte a los primeros cuatro y quinto puesto que da chance a disputar un repechaje, la clave siempre ha sido hacerse fuerte de local y ser constante, sobre todo en la segunda mitad de la eliminatoria, de 27 puntos posibles de local, una selección debe asegurarse mínimo 16 unidades para mantenerse vivo en sus posibilidades, además de pellizcar lo mayor cantidad de puntos fuera de casa para poder llegar a la cifra de 26 o 27 puntos que matemáticamente te lleven al quinto puesto y disputar un repechaje.

PERÚ, LA CONSTANCIA ES LA CLAVE.

En la primera doble fecha del premundial pasado, Perú, sucumbió en sus dos primeras presentaciones. Colombia de visita (2-0) y Chile de local (3-4) fueron los verdugos de “La Blanquirroja” para dejarlos sin puntos en una primera doble tanda para el olvido. En la tercera fecha, los dirigidos por Ricardo Gareca, derrotaron (1-0) a Paraguay, cayendo días después frente a Brasil (3-0). A pesar de los 3 puntos de 12 posibles, el equipo Inca jamás bajó los brazos, los resultados se hacían esperar e incluso en las fechas posteriores perdieron puntos contra rivales directos, Venezuela (2-2) y derrota en Bolivia (2-0).

Con el paso de las fechas, Ricardo Gareca era ratificado en su puesto y la dirigencia le daba un espaldarazo importante al proyecto del ex delantero argentino, las victorias y uno que otro empate comenzaban a llegar al equipo de la franja. Cabe acotar que a lo largo de la clasificación, en el 85% del proceso no lograron estar entre los 5 primeros lugares, sino hasta la fecha 16, donde pudieron escalar a la cuarta plaza que le daba un boleto directo a Rusia y en las dos últimas jornadas cayeron al quinto puesto, adueñándose del repechaje y teniendo la oportunidad de llegar al mundial frente a una serie IDA y vuelta frente a Nueva Zelanda que meses después vencerían.

Imágen: Conmebol.

LA INAGOTABLE GARRA CELESTE.

Caso similar ocurriría con Uruguay en el camino hacia Brasil 2014, un arranque muy esperanzador y seguidamente un bajón, donde el principal antágonista de “La Celeste” fue Venezuela. Llegaban las jornadas 12 y 13 del premundial, uruguayos y venezolanos se disputaban la quinta posición en la tabla, con una Uruguay que venía a menos, tras una doble fecha donde “La Vinotinto” empatara en Bolivia y perdiera en Cachamay en un juego directo versus Uruguay, Venezuela quedaba profundamente golpeada y caía a una sexta posición que no abandonaría hasta el final de la eliminatoria.

Imágen: Conmebol

“La gente puede estar desanimada, pero esto es muy largo y ya vienen más chances de sumar puntos”

Estas fueron las palabras de Rolf Feltscher, en entrevista concedida al portal web de la FIFA, en previa a la próxima doble fecha de Venezuela a disputarse en solo horas y donde La Vinotinto, se medirá a Brasil en Sao Paulo y a Chile en el Estadio Olímpico de la UCV.

La clave de Venezuela tiene que pasar por la tranquilidad mental y grupal del equipo, el tiempo de consolidación del proceso de José Peseiro y sobre todas las cosas, la constancia y perseverancia en una eliminatoria tan larga como la sudamericana. La selección nacional le urge hacerse fuerte en casa por primera vez en su historia, cosa que siempre se la hecho esquiva a Venezuela en los distintos procesos clasificatorios.

Contra Brasil la prioridad pasa por consolidar el “equilibrio” que tanto espera Peseiro y que no se vio en la primera fecha contra Colombia, donde los dirigidos por el portugués mostraron una versión muy gris, una derrota estaría en los planes venezolanos, contra Chile el objetivo es solo uno…ganar, ganar y ganar, Venezuela no puede permitirse otra derrota contra un contrincante directo y debe plasmar desde ya, ser un local fuerte a lo largo del premundial, si verdaderamente quiere meterse en pelea por un cupo al mundial.