Donald Trump afirmó este miércoles 4 de noviembre, que ganó las elecciones presidenciales en Estados Unidos, a pesar de que todavía continúa el conteo de los votos en varios estados claves


Cuando todo apuntaba a que Joe Biden le iba a arrebatar el estado de Arizona a los republicanos, Trump anunció que iba a acudir a la Corte Suprema de Justicia para pedir que se detenga el conteo de votos enviados por correo.

“Nosotros ganamos esta elección”, dijo el mandatario en un discurso en la Casa Blanca.

Este es un fraude al público estadounidense. Queremos que la votación se detenga“.

El equipo de campaña del candidato demócrata, rechazó las declaraciones de Trump, calificándolas de “sin precedentes” y se declararon “listos para actuar” si el Presidente trata de detener el recuento de los votos.

¡Mantengan la fe, ganaremos!”, prometió el ex vicepresidente de Barack Obama, frente a simpatizantes congregados en sus automóviles. “Esto se acaba hasta que cada voto sea contado”, añadió.

Las oficinas de votación ya se encuentran cerradas, aunque seguirán contabilizando los votos enviados por correo, como lo permite la ley.