La ONU y la CIDH criticaron la medida del gobierno trinitario.


A las diez de la noche del pasado miércoles, culminó la audiencia en Trinidad y Tobago, por el caso de los 16 niños y 14 adultos venezolanos que habían sido expulsados y luego detenidos por intentar ingresar a la isla sin visa.

El tribunal debió aceptar el traslado desde una cárcel hasta un sitio de aislamiento por catorce días, según el protocolo de la pandemia.

Además, se debió comprometer a que los ciudadanos no serían expulsados hasta que se resuelva el caso.

Organismos internacionales como la ONU y la CIDH criticaron la medida del gobierno trinitario y mostraron su preocupación por la política implementada contra los migrantes que llegan a este país.

Con información de NTN24.