“Estados Unidos tiene siete bases militares dentro de Colombia”, lo que es “una vergüenza para los latinoamericanos”, manifestó este martes el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en una entrevista con Rusia 24. 

A su juicio, Colombia “cayó en las manos de una oligarquía muy entreguista”, por lo cual, “sobre todo en los últimos años, se ha dado el proceso de desnacionalización, de entrega” de su territorio. “Hay siete bases militares desde hace años apuntando contra Venezuela”, porque los estrategas “extremistas” y “guerreristas” de Estados Unidos “han pensado en Colombia como la base para una escalada de un conflicto armado contra Venezuela”, cosa que en Caracas “no hemos permitido ni vamos a permitir”, declaró.

En cuanto a sus relaciones con Washington, Maduro reafirmó que si su homólogo de EE.UU., Donald Trump, rectifica su política hacia Venezuela, su Gobierno estaría dispuesto a regularizar las relaciones entre ambas naciones.

“Nosotros estaríamos dispuestos a iniciar un proceso de conversaciones, de diálogos, de negociaciones, para tratar de establecer una relación de respeto”, dijo el mandatario.

Para Maduro, la Administración de Donald Trump heredó de su antecesor Barack Obama “una política nefasta” hacia Venezuela, que ha fracasado y que, a su juicio, ha sido derrotada.

Sin embargo, reiteró que su Gobierno está dispuestos a establecer relaciones de respeto y cooperación en materia financiera, comercial, petrolera, política y diplomática, siempre y cuando Washington deje de “hacerle la guerra” al país suramericano.

Renovación del Parlamento
Maduro también destacó la importancia de la reciente instalación de una mesa de diálogo con la oposición moderada, para garantizar la renovación de la Asamblea Nacional el próximo año.

“Lo que sí te puedo decir desde ya es que Venezuela va a tener sus elecciones parlamentarias, vamos a participar”, dijo el mandatario, quien aseguró que el chavismo está decidido a recuperar la mayoría en la Asamblea Nacional y que todos los partidos de oposición podrán postularse.

No obstante, aseguró que el gobierno estadounidense “ya está pensado en sabotear las elecciones parlamentarias”.

 

 

 

Con informaciòn de Dolar Today