Señaló que desde hace años el régimen ha prometido impulsar la zona económica de San Antonio-Ureña, pero esto sigue sin cumplirse


Laidy Gómez, gobernadora del estado Táchira, aseguró este 2 de diciembre que el régimen de Nicolás Maduro no abre la frontera entre Venezuela y Colombia porque se acabaría el negocio de las trochas.

Un grupo de personas se dedica a guiar a los venezolanos que desean cruzar a territorio colombiano por caminos alternos, usualmente peligrosos, a cambio de divisas.

“No hay voluntad política por parte de las Fuerzas Armadas venezolanas, que son las que tienen complicidad en los negocios que allí se generan”, dijo.

“Cada vez que se avecinan períodos electorales algunos agentes políticos del gobierno de Maduro engañan a los gremios, comerciantes y sectores productivos que hacen vida en la zona con la falsa promesa de abrir la frontera colombo-venezolana”, destacó la mandataria.

Gómez explicó que desde hace cinco años el régimen ha prometido en varias ocasiones impulsar la zona económica especial San Antonio-Ureña, pero esto sigue sin cumplirse.

Indicó que para activar el aparato productivo y económico de la frontera colombo-venezolana deben fortalecerse las relaciones diplomáticas entre ambas naciones.

Resaltó que es urgente la apertura de un canal humanitario para facilitar el paso de pacientes renales y con enfermedades crónicas, que se someten a tratamientos en el Norte de Santander.

Con información de EL NACIONAL.