El historiador Walter Márquez, informó que para analizar la realidad venezolana, este viernes 20 de noviembre se realizará un simposio internacional auspiciado por la Fundación El Amparo y la Fundación Redes.


Al cumplirse este 20 de noviembre 75 años del inicio del juicio de Núremberg, mediante el cual las fuerzas aliadas de Estados Unidos, Inglaterra, Francia y Rusia crearon un tribunal militar internacional para juzgar a los nazis responsables de crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad y genocidio en contra de la población judía, impulsado por Adolf Hitler; el diputado jubilado de la Asamblea Nacional y presidente de la Fundación El Amparo, Walter Márquez, manifestó que ese hecho histórico es un llamado a la reflexión a la comunidad internacional para evitar que se sigan cometiendo crímenes de lesa humanidad, dentro de la doctrina de la responsabilidad de proteger (R2P).

“Los juicios de Núremberg son un llamado de reflexión para evitar crímenes de lesa humanidad como los que se cometen en Venezuela, y ese espíritu de Núremberg lo invocamos en este momento para el actual presidente de facto de Venezuela, Nicolás Maduro, sea juzgado por crímenes de lesa humanidad junto con el alto gobierno”, expresó el historiador tachirense quien en septiembre de 2019 visito el palacio de justicia de la ciudad de Núremberg en Alemania y la Corte Penal Internacional en La Haya Holanda.

Márquez, recordó que en Núremberg juzgaron al estado mayor de Hitler, el alto mando militar, ministros, gobernadores, médicos que participaron en experimentos contra judíos, y empresarios aliados del nazismo, por las persecuciones cometidas contra la población judía en el Holocausto, condenando a muchos de los criminales a la pena de muerte o cadena perpetua.

“Es necesario resaltar los aportes de estos juicios la historia contemporánea a nivel universal, por un lado los principios de Núremberg codificaron los criterios que los gobernantes no deben cometer crímenes de lesa humanidad, no pueden alegar la investidura de jefes de Estado ni tampoco los subalternos pueden alegar órdenes superiores. Está también el caso del código de Núremberg que consiste en protocolos médicos para investigaciones en materia de desarrollo científico humano, y que en el caso contemporáneo se aplica en las pruebas que están haciendo sobre el covid-19“, explicó.

Con información de EL NACIONAL.