El régimen de Nicolás Maduro y un grupo de partidos de la oposición venezolana presentaron este lunes en la Casa Amarilla una supuesta mesa de diálogo nacional.

Fuentes diplomáticas explicaron que los embajadores de los países de la Unión Europea se retiraron del acto, al que asistieron por cortesía, pese a no haber sido informados previamente del motivo de la convocatoria.

Al ver de qué se trataba, optaron por abandonar el lugar. Los diplomáticos europeos mantienen su postura de defender el proceso de diálogo auspiciado por Noruega, que fue suspendido por el gobierno meses atrás.

El acto contemplaba el retorno del chavismo a la Asamblea Nacional, la renovación de autoridades electorales y la liberación de «presos políticos».

Acuerdo de la mesa de diálogo nacional

Timoteo Zambrano, líder del partido Cambiemos, y Jorge Rodríguez, presentaron los detalles del acuerdo en un acto realizado en la sede de la Cancillería venezolana, ante los integrantes del cuerpo diplomático acreditado en el país.

El anuncio se hace menos de 24 horas después de que Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela, anunciara que su formación abandonó el diálogo que mantenía con el régimen de Maduro con el auspicio de Noruega.

Zambrano expresó que este primer acuerdo es «el inicio de un largo trabajo en los próximos días por venir». Además, reveló que los encuentros entre este sector opositor y el oficialismo se han llevado «a lo largo de los últimos dos o tres meses».

«Hemos decidido dar un paso adelante para recuperar el tiempo por la incomprensión de muchos, la ambición de algunos y los errores de todos», dijo Zambrano. Al mismo tiempo advirtió que se trata «de los primeros acuerdos».

El documento firmado este lunes señala que los más de 50 diputados del Partido Socialista Unido de Venezuela volverán «de inmediato» al Parlamento. Un retorno que se produciría casi tres años después de que abandonaron el legislativo para conformar la oficialista Asamblea Nacional Constituyente.

Zambrano explicó que además se conformará un nuevo Consejo Nacional Electoral «en un breve plazo». Al referirse a la situación de los «presos políticos» por otro sector de la oposición y ONG defensoras de derechos humanos, manifestó que se espera que su libertad «sirva al reencuentro».

En cuanto a medidas para atender la crisis humanitaria que vive el país, en el que uno de cada cuatro venezolanos requiere de ayuda humanitaria, el acuerdo promoverá «el canje de petróleo por alimentos, medicinas y servicios».

El oficialismo

«No hemos cerrado ni cerraremos ninguna puerta. Ninguna iniciativa para resolver entre venezolanos, los asuntos que solo nos conciernen a nosotros», dijo Rodríguez. El ministro formó parte de la delegación oficialista en los fracasados intentos de diálogo en República Dominicana y Barbados.

Por parte del régimen madurista firmaron el acuerdo Jorge Rodríguez, Delcy Rodríguez, Jorge Arreaza y Aristóbulo Istúriz.

Por el sector de la oposición estuvieron presentes, además de Zambrano, el ex candidato presidencial Claudio Fermín, y el líder del Movimiento al Socialismo, Felipe Mujica, entre otros.

Venezuela atraviesa por un pico de tensión política desde enero pasado, cuando Maduro juró otro período de 6 años, que no  reconoce la oposición y parte de la comunidad internacional.  A los principales líderes opositores se les impidió participar en esos comicios.

 

 

Con información de Dolar Today