Las medidas europeas, que comenzaron en 2017, incluyen el embargo de armas y equipos que pudiera utilizarse para la represión en Venezuela, así como la prohibición a 36 personas de ingresar al territorio europeo y el bloqueo de activos.


El régimen de Nicolás Maduro rechazó este jueves que la Unión Europea haya extendido hasta noviembre de 2021 las sanciones impuestas a 36 miembros del chavismo.

“Aún en estas circunstancias, siguen a la cola de Donald Trump. Es una política cruel y fracasada, con claros visos de colonialismo frustrado”. Así lo expresó en Twitter el canciller madurista Jorge Arreaza horas después de que se conociese la decisión de la UE.

Agregó: “Con estas sanciones ilegales la UE continúa con su apoyo al bloqueo contra el pueblo venezolano”.

Según el Ejecutivo de Maduro ya han recibido más de 300 restricciones financieras de Estados Unidos y otras más de otros países de América y Europa.

Con información de EL NACIONAL.