Enfrentados desde hace más de 4 décadas, las relaciones entre la República Islámica y Estados Unidos se han deteriorado durante la presidencia de Donald Trump


Joe Biden ha prometido un nuevo giro entre la política de Estados Unidos e Irán, puesto que estas relaciones se han deteriorado durante la presidencia de Trump tras la retirada de Washington del Acuerdo Internacional de Viena sobre el programa nuclear iraní, y las sanciones contra Teherán en el año 2018.

En el Acuerdo Internacional de Viena, Irán aceptó reducir su programa nuclear a cambio de una reducción de las sanciones internacionales que se le impusieron. Sin embargo, al volver las sanciones de EE.UU, Teherán se liberó de los compromisos que había adquirido en dicho acuerdo, y ha aumentado su producción de uranio, aunque no hasta un nivel donde le permita un uso militar.

Biden prometió que buscaría un regreso del acuerdo que hubo en un principio con la República Islámica, pero que también velaría porque esta vez sí se respeten los compromisos entre ambas naciones.