(Caracas, 11 de diciembre del 2020).- El deporte y la tecnología son dos términos que han demostrado que pueden convivir perfectamente. La combinación de estos factores ha permitido optimizar el desarrollo de las diferentes disciplinas gracias, en gran parte, al uso de diferentes softwares que apoyan estos avances.

Pero… ¿Alguna vez alguien consideró que un software podría convertirse en el deporte en sí? Eso fue lo que llegó a proponer, desde hace ya un tiempo, los eSports o deportes electrónicos. Una iniciativa que logró establecer un matrimonio fructífero entre los videojuegos y los deportes.

Algunos escépticos consideran que jugar videojuegos no debe catalogarse como una disciplina deportiva, porque para desarrollar esta actividad no se requiere de notable esfuerzo físico como si lo suelen demandar los deportes convencionales. Este enunciado dista de la realidad, incluso, cada vez más estudios demuestran que los atletas de eSports sufren un desgaste similar al de los deportistas tradicionales.

Por ejemplo, el profesor Ingo Froböse de la Universidad Alemana del Deporte en Colonia realizó un estudio relacionado al esfuerzo físico que emplean los profesionales de esta área y determinó lo siguiente: “los atletas de eSports hacen hasta 400 movimientos con el ratón y el teclado por minuto cuatro veces más que lo que lo hace normalmente una persona. Todo ello de forma asimétrica, porque ambas manos se usan al mismo tiempo, lo que obliga a usar varias partes del cerebro al mismo tiempo.”

Igualmente, los deportistas en esta área también se exponen a lesiones, siendo las más comunes el Síndrome del túnel carpiano, tendinitis, codo de tenista, Síndrome corpatimental y problemas de espalda y cervicales. Eso sin contar que los atletas también requieren prepararse con un equipo que tiene, por mencionar algunas piezas, psicólogos deportivos, entrenadores de juego y físicos, nutricionistas, entre otras.

Con respecto a este tópico, el jugador profesional de League Of Legends, Alfonso “MithyAguirre

Cortesía de: Xakata eSports

resalta lo siguiente: “Estar en buen estado físico es muy importante y crucial. Si yo quiero ser bueno necesito hacer deporte y comer bien. Hacer todo lo posible por mi cuerpo para estar al 100%”.

Estos argumentos despejan, de una vez por todas, todos aquellos mitos de quienes afirman que los que juegan videojuegos de manera profesional no pueden ser catalogados como deportistas electrónicos. Este mensaje se vuelve más sólido cuando el Comité Olímpico Internacional en un comunicado emitido el 28 de octubre de 2017 y en el que asevera su total consideración de los eSports como una actividad deportiva fuerte, en crecimiento y compatible con el Movimiento Olímpico. 

Asimismo, refleja que los jugadores se preparan y entrenan con una intensidad comparable a las de las atletas de las otras disciplinas. Con esto quiere decir que el COI dejó abierta la posibilidad de que los deportes electrónicos dijeran presente en algunas de las magnas citas del olimpismo. Eso sí nada de shooters como Call of Duty o MOBA (Multiplayer Online Battle Arena) como los afamados League Of Legends o Dota 2. Dejando espacio a juegos orientados más hacia el deporte como NBA o FIFA.

Los shooters y MOBA no serían considerados para formar parte del movimiento olímpico porque Thomas Bach, presidente del COI expresa lo siguiente “Queremos promover la no discriminación, la no violencia y la paz entre los pueblos, algo que no se corresponde con los juegos en los que hay violencia, explosiones o muertes. Así que hay que trazar un límite claro”

Otro elemento clave para que lo eSports puedan avanzar en su oficialización como deporte a los ojos del COI es estar sustentado tanto por una federación internacional como por una federación local. Internacionalmente, ya se cuenta con el apoyo de la IESF (Internacional Esports Federation) y más de 88 miembros forman parte de ella.

¿Qué hay de Venezuela en este tema?

Segmentándolo al ámbito local, Venezuela, no figura en los registros de la IESF. A pesar de que en el país se cuenta con el apoyo del Comité Olímpico Venezolano en este tipo de iniciativas desde el año 2018, después de que Engelberth Farfán, miembro de la Fundación Universal para la Protección de Usuarios de Videojuegos, hizo llegar una propuesta a Eduardo Álvarez, presidente del COV, en la que instaba a fomentar el impulso de tres grandes disciplinas en el país en este rubro: juegos de estrategia, los juegos de combate y los juegos de deportes. Así como se propuso la creación de Centros Deportivos Tecnológicos.

Deportes Electrónicos cuentan con el apoyo del COV para su organización

Entonces, en aras de comenzar a estructurar un sistema federativo en lo que a eSports respecta, surgió la FDVE (Federación Venezolana de Deportes Electrónicos) organización destinada a canalizar gran parte de estas actividades en el país a pesar de todavía no ser reconocida a nivel internacional.

La FDVE enfoca sus esfuerzos en los géneros de: estrategia multijugador (League Of Legends, Defense of the Ancients 2 y StarCraft) y deportes (Pro Evolution Soccer y FIFA). Precisamente, este último título tiene una de las comunidades más grandes a nivel mundial y será el juego donde se terminará de enfocar estas líneas.

FIFA el videojuego deportivo predilecto para los eSports

Según la página web gamestat.com al menos 37.600.000 millones de personas tienen en sus consolas el popular juego de la franquicia de EA. Si se divide por regiones Europa comanda la participación con un 58% seguido por América del Norte con un 16%, Centroamérica y Sudamérica con un 12%, Oriente Medio con un 8%, Asia con un 5%, Oceanía con 1.8% y Sudáfrica con 0.6%

Gamestat.com refleja en sus métricas que, en Sudamérica, la popularidad del FIFA se evidencia con mayor fuerza en Uruguay, seguido de Paraguay, Argentina, Colombia, Bolivia, Chile, Ecuador, Brasil, Perú. Curiosamente, en el listado no figura el nombre de Venezuela.

A pesar de no figurar en el referido registro estadístico de jugadores de FIFA, Venezuela viene trabajando bajo perfil y de manera organizada en aras de visibilizar y establecer el fútbol eSports en el país y hacerse un nombre en el continente.

Aquí pasa a ser clave la labor de la comunidad denominada Fiferos de Venezuela, esta nació en 2006 por la iniciativa de un grupo de jóvenes que querían desarrollar los deportes electrónicos en el país. Desde ese entonces hasta la actualidad esta comunidad se ha encargado de hacer una gran cantidad de torneos nacionales tanto presenciales como a distancia. Destacan la Liga Profesional Venezolana y la Copa Venezolana.

Tal ha sido el esfuerzo de esta agrupación por asentar el fútbol eSports en el país que desde el año 2012, en asociación con la iFVPA (Asociación Internacional de FIFA Virtual Pro) fundaron la FVVP (Federación Venezolana de Virtual Pro) ente que funge como la FVF (Federación Venezolana de Fútbol) en pro de fomentar el asentamiento de la Liga Venezolana, la Copa Venezuela y la Supercopa Venezuela y todo lo que esto conlleva, como la creación de equipos, la preparación de los mismos para copas internacionales y el establecimiento de una selección de fútbol absoluta venezolana.

Incluso la FVVP logró establecer un reglamento para hacer el juego más justo y tratar de hacerlo lo más apegado a la realidad posible. En esta legislación reposan cosas como el formato de inscripción, las sanciones, los procedimientos para hacer fichajes, los modos de juegos, pasos para ser elegible para el seleccionado nacional y muchas más tópicos similares a la carta legal del fútbol nacional en la realidad.

En su accionar, Venezuela, ha logrado asentarse en la posición 23 del ranking de selecciones de Clubes Pro a nivel mundial, esto según Virtual Pro Network. Es el segundo mejor posicionado de Sudamérica, solo por detrás del gigante amazónico, Brasil. Tiene 1951 puntos y ostenta un balance de 115 partidos disputados 52 victorias 19 empates y 44 derrotas. Tiene 159 goles a favor y 146 en contra.

¿Cómo le ha ido a la Vinotinto eSports?

La Vinotinto de Clubes Pro ha sido un asiduo participante en la Copa iFVPA America competición equivalente a la Copa América fuera del ámbito electrónico y a la que la representación venezolana solo faltó a dos ediciones, la del 2015 y 2019. Quedó campeón del certamen en el año 2016, en el 2017 cayó en cuartos final ante Colombia, en el 2018 acabó su participación en semifinales ante el Salvador y en el 2020 no pasó de la primera fase.

En World Cup PSN el equivalente a la Copa del Mundo, la selección venezolana ha participado constantemente desde el año 2016. En esta primera edición a la que asistió la Vinotinto logró colarse hasta los octavos de final en donde fue vapuleado por la representación de Inglaterra. El 2017 no pudo superar en los dieciseisavos de final ante Francia. El 2018 no pudo disputar su cruce de dieciseisavos ante Portugal y perdió por forfait. En 2019 no logró pasar la primera fase y el 2020 no superó de los dieciseisavos tras su enfrentamiento contra Honduras.

¿Cómo se vive la competencia a nivel de clubes?

La VPG (Virtual Pro Gaming) conformó un torneo de primera división en el que pueden hacer vida un mínimo de ocho equipos y un tope de 20. Destacan oncenas como FVVP Monagas eSports SC, FVVP Zulia eSports y el FVVP Zamora FC por mencionar algunas, que surgieron como iniciativas de los mismos equipos del fútbol profesional en la realidad para abrirse paso en el mundo de los deportes electrónicos.

Igualmente, el FVVP Kaiser eSports resalta por ser propiedad de un futbolista profesional de la talla de Grenddy Perozo. El zaguero aseveró estar convencido de que su equipo de fútbol será el más importante del país gracias al respaldo de RS Performance.

Perozo añadió “Somos un equipo de más de 15 jóvenes venezolanos comprometidos con el desarrollo de la comunidad de FIFA en los eSports. Nuestro objetivo es posicionarnos como el club más importante y ganador en torneos nacionales e internacionales”.

Así como la ya referida VPG está la EFA (Electronic Football Association) allí también transcurren tres torneos en donde están implicados las escuadras de fútbol eSports en Venezuela. Allí se desarrolla la Liga Nacional EFA Venezuela en su versión de primera, segunda y tercera división. Al igual que en las otras comunidades que organizan los otros torneos, el grueso de los planteles suele ser el mismo. Vale resaltar que en la EFA se suelen hacer torneos de carácter continental emulando, por ejemplo, a la Copa Libertadores.

A pesar de que estás competiciones tienen cierto carácter de amateurismo, y la dificultad que representan en el país, cuestiones como: la deficiente conexión a internet con un promedio de 1,4 Mbps o los elevados costos de todo el hardware. Ejemplo: el precio de un playstation 4 oscila entre 250 y 400 dólares, los controles de 50 a 60 dólares, la membresía necesaria para poder jugar en línea valorada de 40 a 50 dólares, todo esto según el portal web Mercado Libre.

Sin importar lo referido en líneas anteriores, los jugadores siguen creyendo en esta iniciativa, dándole difusión y participando en todos los torneos posibles, formando cada vez más escuadras y dándole cuerpo a una comunidad que llegó para quedarse y que, probablemente, pronto alcance ese estatus de profesional que tanto se merece y que se ha ganado por todo lo hecho en estos años.