Nicolás Maduro también firmó el decreto de extensión del Estado de Alarma y la cuarentena por 30 días más

Nicolás Maduro confirmó 6 nuevos casos de Covid-19 en Venezuela para un total de 181 casos confirmados. Afirmó que 93 personas se han recuperado y que 27 se encuentran en hospitales, 24 en Centros de Diagnóstico Integral (CDI), 13 en clínicas privadas y 9 se encuentran confinados en su casa.

“No quiero ver esas 9 personas en sus casas. Estas personas deben ser hospitalizadas porque en su casa son fuentes de contaminación”, expresó Maduro. “Este número debe bajar a 0 a las 12 de la noche. Si tiene dinero para cubrir una clínica privada, que vaya a una, sino que acuda a CDI y hospitales”.

“A todos los casos se les atiende con hospitalización, es la orden”, dijo.

Los nuevos casos se distribuyen de la siguiente manera:

Tres de los nuevos casos confirmados se encuentran en el estado Nueva Esparta, específicamente en el municipio Maneiro. Todos los casos están relacionados.

El primer caso nuevo en Nueva Esparta corresponde a una mujer de 84 años que está siendo atendida. Inició síntomas el 29 de marzo y fue inmediatamente a un centro centinela, el CDI de Valle Verde, donde dio positivo a los tests de PCR. Se le asignó un tratamiento con cloroquina. Se trata de un caso de transmisión comunitaria. Otro caso es una mujer que desempeña un trabajo como cuidadora de la señora del caso positivo anterior. Se encuentra en el mismo centro que ella. El tercero es una mujer de 36 años, chef, con antecedente de viaje a México; entró al país el 12 de marzo. Según Maduro, la cocinera se cruzó en el aeropuerto con el primer caso positivo de ese estado. Es un caso importado y asintomático.

Otros dos nuevos casos se encuentran en el estado Aragua. Uno corresponde a una mujer de 23 años que vive en Maracay y es comerciante, con antecedentes de contacto con otros pacientes de Covid-19. Maduro afirmó que es cuñada de una mujer que viajó a colombia y que ahora se encuentra en el hospital Cipriano Castro, sin síntomas. Cuenta con tratamiento. El otro caso se trata de un hombre de 22 años, panadero, hermano de la viajera a Colombia. Ambos casos son miembros de la misma familia y habitan la misma vivienda.

Maduro instó al gobernador de Aragua a “meterse a fondo” con la comunidad donde convive el panadero infectado por significar un riesgo.

El sexto y último caso confirmado se encuentra en el estado Miranda, específicamente en el municipio Baruta. Se trata de una enfermera de 37 años, cubana, que se contagió por sus pacientes. Se encuentra en el CDI de Piedra Azul, con tratamiento y síntomas.

Maduro insistió que la curva “sigue aplanada” y que el 11 de abril fue un día “atípico” por no presentar nuevos casos.

Además, firmó el decreto presidencial para extender el Estado de Alarma y su consecuente cuarentena por 30 días más, como se había anunciado el día de ayer. “Debemos tener consciencia de lo que hemos evitado con la cuarentena. Hace falta apretar más, no es tiempo de aflojar. Se perdería lo logrado”, expresó. Instó a la ciudadanía a “disciplinar la cuarentena”.

En un video presentado durante la cadena nacional, se muestra una serie de estadísticas que afirman que, si no se hubiese cumplido con la cuarentena y aplanado la curva, en Venezuela habría más de 27.000 casos, más de 1.000 fallecidos y más de 1.600 casos graves.

“Avanzamos en esta batalla que no ha terminado y que exige más disciplina”, declaró Maduro al respecto.

Comparó su gestión de la crisis sanitaria con la de Donald Trump. “Si en Venezuela se hubiesen tomado las mismas medidas que en Estados Unidos, habría más de 47.000 casos”, aseguró. Además celebró que Trump abrazara el recorte de producción acordado por los países de la OPEP, Rusia y Arabia Saudita.

Nicolás Maduro también expresó solidaridad con Brasil y Colombia por sus “curvas crecientes” y su disposición para colaborar con ellos. Asimismo, agradeció a los asistentes cubanos que hoy se encuentran en Venezuela asistiendo a los pacientes de coronavirus.

También aseguró que 12 millones de personas han sido visitadas en casa por casa en el programa de despistaje y han aplicado “miles” de tests de detección del nuevo coronavirus.

“Hemos logrado diseñar una política pública correcta para hacerle frente al coronavirus y contenerlo en Venezuela”, dijo al respecto.

Maduro también afirmó estar atendiendo a las personas que se encuentran regresando al país por medio de las fronteras con el estado Táchira, provenientes de Perú y Colombia. Se comunicó con los equipos que se encuentran en ese lugar colaborando con la atención.

“Venezuela los recibe con los brazos abiertos, pero ahora ustedes tienen que cumplir con Venezuela”, le dijo a esos venezolanos, instándolos a asumir responsablemente los protocolos de seguridad con “conciencia, disciplina y sacrificio”.

Aseguró que “el 80 %” de los que llegan a Venezuela tienen el Carnet de la Patria. “Entran al país y el Carnet de la Patria los abraza”, comentó. “Aprendan a amar a Venezuela. Aquí es donde se les trata con respeto y con amor”, dijo, haciendo referencia a los bonos asignados a los migrantes mientras estuvieron fuera del país.

Enseguida rechazó la xenofobia contra los migrantes venezolanos.

Por su parte, Tarek El Aissami intervino para asegurar que se encuentran trabajando con “todas las fábricas” en el marco del programa de despistaje, buscando garantizar la operatividad de las empresas. “Ningún área se ha parado. En todas las empresas se aplican los protocolos sanitarios suficientes”, aseguró.

Además, a propósito del Domingo de Resurrección, Nicolás Maduro anunció la creación de una “biblioteca cristiana”, con la publicación de tres primeros libros, y agradeció al Papa Francisco por “pedir que cesen las sanciones contra Venezuela”.

Con información de NTN24