Desde el comienzo de la crisis, la Organización Mundial del Turismo analiza las consecuencias de esta pandemia.

Su último informe muestra que, mientras continúa el debate sobre las primeras medidas que se podrían tomar para levantar las restricciones, el 100% de los destinos en todo el mundo todavía mantienen restricciones de viaje para turistas internacionales por motivo de la COVID-19.

Según los datos recopilados hasta el 27 de abril, de los 217 destinos de todo el mundo, un total de 156, el 72%, había detenido por completo el turismo internacional imponiendo el cierre total de las fronteras aéreas, marítimas y terrestres.

Por lo general, se hacían algunas exenciones para nacionales, residentes, viajeros, diplomáticos y para viajes esenciales. Otros diez destinos tienen cerradas las fronteras parcialmente.

En un 25% de los destinos, las restricciones habían estado vigentes durante al menos tres meses, mientras que en un 40%, las limitaciones comenzaron al menos hace dos meses.

Turismo en agonía en Venezuela

La pérdida de ingresos para el sector turismo se vio reflejado en un 85% durante los meses de paralización que generó la pandemia en el país.

Así lo afirmó el presidente del Consejo Nacional del Turismo (Conseturismo), Leudo González, quien también afirmó que Venezuela no escapó de la realidad que vive el sector a nivel mundial.

Para el gremialista, la reactivación del sector en las últimas semanas, es un proceso que debe llevarse de forma gradual ya que, el planteamiento que han recibido es que se abrirán los espacios paulatinamente.

“Paso a paso se dan las cosas para que en las próximas semanas se comience a volar a otros destinos y entremos a la temporada decembrina con mejores expectativas y con los motores activados”.

No obstante, mencionó que mientras no haya la movilidad completa, que incluye transporte marítimo, terrestre y aéreo, no se puede hablar de una flexibilización del sector para su recuperación total.

Sobre los efectos que ha dejado la pandemia en el sector, recalcó que mucho de los prestadores de servicios turísticos han estado altamente afectados y evidentemente el flujo de caja se ha agotado así como que las reservas económicas que están en un punto de no retorno.

Por lo tanto, según la información que manejan, alrededor del 30% de las operaciones no estarán en posibilidades de abrir, una situación que lleva a pérdidas de puestos de trabajo.

Con Información de Caraota Digital