El 12 de octubre se conmemora el Encuentro Entre Dos Mundos o el Día de la Resistencia Indígena (término dado en Venezuela), debido a la llegada de Cristóbal Colón, hace 528 años al continente americano.

El 3 de agosto de 1492, Colón sale de Puertos de Palos, (España) con el propósito de llegar a Asia, cruzando el océano Atlántico como habían hecho previamente los portugueses. En estas expediciones, ordenadas por los Reyes Católicos, Isabel I de Castilla y Fernando II de Aragón, participaban tres carabelas conocidas como: La Niña, La Pinta y La Santa María, siendo esta última la más grande y en la cual viajaba Colón a su llegada al “Nuevo Mundo”. Sin embargo, tras unos contratiempos, estas embarcaciones no llegaron a su destino original, sino a la isla de Guanahani, (la cual posteriormente fue llamada San Salvador), ubicada en América.

¡Tierra a la vista!” gritó unos de los tripulantes en la madrugada del 12 de octubre, tras dos meses y nueves días abordo, al ver esa tierra que todos creyeron era Asia; pero en realidad, habían llegado a un nuevo lugar. Ese día, Europa y América se conocieron.

Después de este encuentro, ocurrió un choque entre razas y culturas que conllevó a que la historia del mundo tomara un rumbo diferente.

El lenguaje, la religión católica, la música, los alimentos, las armas, el estilo de vida en general cambió para todos los indígenas que habitaban el continente americano ante de la llegada de los colonizadores. Asimismo, toda Europa se vio revolucionada en el ámbito económico debido a las riquezas de metales y piedras preciosas que se producían en las tierras de América.

Por otra parte,  esta celebración genera descontentos en quienes señalan que la llegada de los colonizadores al continente trajo más desventajas que ventajas, debido a que estas conquistas en América, se basaron en la esclavitud de los indígenas, violaciones, la propagación de enfermedades, la explotación de los recursos de las ricas tierras americanas, discriminación a la raza indígena y forzamiento a la adopción de una nueva religión, cultura e idioma que posteriormente conllevó a la desaparición casi total de los pueblos indígenas.