El resto de los buques iraníes, Petunia, Faxon y Clavel, llegarán en los próximos días para intentar abastecer de gasolina a Venezuela

El segundo de cinco buques enviados por Irán con combustible y productos petroleros entró este lunes a aguas bajo jurisdicción de Venezuela, luego de ser enganchado en aguas internacionales por el patrullero oceánico Yekuana PO13.

El tanquero planea navegar hasta la refinería El Palito, en Puerto Cabello (estado Carabobo, norte), en medio de tensiones entre Teherán y Washington, que ha impuesto sanciones a las exportaciones de crudo venezolano y a Irán.

La llegada del resto de los buques iraníes, Petunia, Faxon y Clavel, se producirá en los próximos días, informó la televisión estatal. La flota transporta unos 1,5 millones de barriles de gasolina, reseñó la agencia AFP.

La carga de combustible llega en momentos en que se ha agudizado la escasez de gasolina, crónica desde hace años en zonas fronterizas, en medio de la pandemia por COVID-19.

Venezuela tiene las mayores reservas petroleras del mundo, pero su producción viene en caída libre, un colapso que expertos atribuyen a políticas fallidas, falta de inversión y corrupción.

Con información de NTN24