Un grupo de personas saqueó un camión con frutas, verduras y hortalizas que se dirigía de La Grita a Caracas este lunes, tras un accidente de tránsito en el estado Táchira.

En un video difundido en Twitter, se observa como hombres, mujeres y niños acudieron con bolsas, sacos y cestas para llevarse los alimentos del vehículo que se volcó a un costado de la vía.

The Wall Street Journal dedicó un trabajo al hambre en Venezuela en el que se explica cómo la escasez generalizada por la falta de gasolina es “el último golpe a la producción nacional de alimentos que impide que los productos lleguen al mercado”, una producción ya limitada por la escasez de semillas y agroquímicos, los controles de precios y la expropiación de granjas y plantas procesadoras.

“Las condiciones en Venezuela, que incluso antes de la pandemia estaba sufriendo el peor colapso económico de su historia, son de lejos las más espantosas”, detalla el texto de John Otis. Y cita el informe que sitúa al país como la cuarta peor crisis alimentaria del mundo (luego de las de Yemen, Afganistán y República Democrática del Congo), con un tercio de la población en 2019 sin alimentos suficientes y nutritivos para el desarrollo humano normal.

La hiperinflación y el desempleo impiden que millones de familias en el país puedan comprar y comer lo suficiente.

A pesar de todo esto, Nicolás Maduro no permite el ingreso al país del Programa Mundial de Alimentos.

Con Información de El Nacional