Una vez más los venezolanos deben sortear el drama de la falta de combustible, que al parecer, ya comienza a escasear

Estaciones de servicio cerradas por falta de gasolina y largas filas, es el escenario que reaparece en las gasolineras de la Gran Caracas a tan solo dos meses de la implementación del nuevo sistema de distribución.

En medio de la pandemia por coronavirus, una vez más los venezolanos deben sortear el drama de la falta de combustible, que al parecer, ya comienza a escasear.

Entre mayo y junio, Irán envió cinco buques con 1,5 millones de barriles de gasolina a Venezuela, otra potencia petrolera cuya producción se ha desplomado, obligando a la importación de combustible en los últimos años.

Irán prometió continuar haciendo envíos petroleros a Venezuela pese a las objeciones y sanciones estadounidenses.

Con información de NTN24