La exhumación es un paso previo a la ceremonia de beatificación, que se espera sea llevada a cabo en abril de 2021, posiblemente el sábado antes del próximo Domingo de Resurrección.

La ceremonia solemne de exhumación de los restos mortales del doctor José Gregorio Hernández, conocido como médico de los pobres y apóstol de la paz, se llevó a cabo en la mañana de este lunes 26 de octubre, en el Santuario Nuestra Señora de la Candelaria, en Caracas.

Se trata de un paso previo a la ceremonia de beatificación, que se espera sea llevada a cabo en abril de 2021, posiblemente el sábado antes del próximo Domingo de Resurrección.

“Se ha podido cumplir un requisito que exige la Congregación para las Causas de los Santos (…) Para mí fue un motivo de inmensa alegría. Es que la causa ha durado 71 años”, dijo a El Tiempo el monseñor Tulio Ramírez, obispo auxiliar de Caracas y quien, como vicepostulador de la causa de beatificación de José Gregorio Hernández, acompañó en la ceremonia al cardenal Baltazar Porras y a otras diez autoridades de la Arquidiócesis de Caracas.

Durante el acto, que calificó como “jurídico, religioso y litúrgico”, se juramentó a los médicos, antropólogos, forenses y patólogos que participarían en la exhumación, así como al tribunal, conformado por un sacerdote y dos notarios, que tiene la misión de narrar los acontecimientos posteriores a este evento.

Durante 45 años, los restos permanecieron en la mencionada iglesia caraqueña dentro de una pequeña urna de cemento, llamada “moisés”. Ahora se busca constatar que sea la misma osamenta que fue trasladada en 1975 hasta este lugar, desde el Cementerio General del Sur, de Caracas.

Deben coincidir con la misma osamenta que se sepultó allí hace 45 años”, explicó monseñor Ramírez.

Para ello, inmediatamente después del acto solemne, los restos fueron trasladados a un lugar en la misma parroquia que fue preparado por los mismos médicos para estudiar la osamenta.

“Tienen estimadas 72 horas para el estudio pormenorizado de cada una de las partículas de la osamenta de José Gregorio Hernández. (…) Presentarán un informe al tribunal y el tribunal hará una sesión de cierre de los actos de exhumación del Venerable”, informó el monseñor Ramírez.

Dicha sesión fue convocada para este sábado 31 de octubre, a las 10:00 am. En una próxima fase, el informe sería enviado a El Vaticano junto con una reliquia.

Después solo queda esperar la fecha precisa para la beatificación, la cual no se ha definido por la pandemia.

“Sería la ceremonia más solemne, pues se hace con el legado pontificio que envía el Papa Francisco para que presida actos de envergadura mayor, como es dar a conocer que se ha declarado definitivamente beato a José Gregorio Hernández”, detalló el monseñor Ramírez.

Este visto bueno de la Iglesia permitiría el culto público en Venezuela, mas no en el resto del mundo. Para ello, hace falta la canonización, algo que los impulsores de su causa también esperan.

El monseñor Ramírez explicó que la primera vía de conseguirla es que los venezolanos alrededor del mundo pidan a las conferencias episcopales de sus países de acogida que puedan celebrar el día que se proponga por la Santa Sede como Día de José Gregorio Hernández. La otra vía es con un nuevo milagro.

“Yo tengo confianza plena en Dios, nuestro señor, que se realizará un milagro. Se van a realizar varios milagros el mismo día de la beatificación, cosa que ocurrió también cuando se beatificó al papa Juan Pablo II”, dijo el monseñor Ramírez a este diario, al tiempo que aseguró que el Venerable acompaña a los peregrinos venezolanos que pasan por Colombia.

Con información de El Nacional