Los trabajadores aseguran que trasladan los alimentos horas más tarde de su cosecha para entregarlos frescos

El comandante del Destacamento 214 de la GNB ordenó retener a los ferieros que viajan en horas nocturnas con la finalidad de conservar frescas las verduras y hortalizas que serán vendidas en ciudades como Caracas, Valencia, Maracay y Barquisimeto. Así lo denunció Robert Maldonado, vocero del gremio de productores agrícolas del municipio Jáuregui y zona norte del estado Táchira.

Explicó Maldonado que a partir de las 6 de la tarde los vehículos cargados de alimentos perecederos son retenidos en los distintos puntos de control instalados por la GNB en el municipio Jáuregui, lo que además de poner en riesgo las mercancías, genera interrupción en la cadena de distribución de alimentos que deben ser comercializados en grandes ciudades.

“Los agricultores colectan las cosechas en horas de la mañana, cilantro, perejil, cebollín, todo lo que son hortalizas, para los ferieros durante el día cargar sus camiones y salir en horas de la tarde-noche con la finalidad de conservar estos alimentos y lleguen a sus destinos totalmente frescos. Esto se ha hecho por más de 20 años”, dijo Maldonado.

Además de las retenciones de los transportes de carga en Jáuregui, los trabajadores del campo denuncian que se está intensificando la práctica de entrega de “prebendas” en otros puntos de control, esto como una especie de “condición” para dejarlos seguir su camino. Antes de la exigencia de la cuota, los ferieros deben bajarse del transporte y bajar toda la mercancía que llevan para vender.

La imposición de la orden de retención es desde La Grita hasta La Fría, donde tiene rango de acción el Destacamento 214 de la GNB. Mientras el comandante de este Destacamento retiene a los ferieros permite el tránsito de otros transportes de carga pesada que llevan distintas mercancías. “Tenemos que llamar a ciertas autoridades nacionales para que nos permitan circular”.

Además del complejo problema que existe con el desabastecimiento de combustible en las zonas de alta montaña de los andes venezolanos, productores agrícolas y transportistas deben enfrentar la acentuación de bloqueos en la cadena de distribución y comercialización por parte de la GNB, esto hace que el trabajo del campo resulte más complicado y quienes invirtieron en él desistan de hacerlo nuevamente.

Con información de NTN24