Diez nuevos casos de la COVID-19 sumó este miércoles el registro de contagios confirmados en Venezuela, según informó el presidente Nicolás Maduro a través del canal del Estado.

De este modo el número de casos totaliza 298, con un 41% de recuperados (122 personas), 85 pacientes se encuentran en hospitales centinela, 54 en Centros de Diagnóstico Integral y 27 en clínicas privadas. La cifra de fallecidos se mantiene en diez, según el balance presentado por el primer mandatario nacional.

Detalló que de los nuevos casos, dos corresponden al estado Táchira, y aclaró que “no están vinculados a los migrantes”; mientras que los otros “8 casos son del estado Nueva Esparta, en el foco de la academia de béisbol que identificamos hace días”.

En el caso de Táchira, explicó que se trata de un joven de 29 años “de San Cristóbal, un diseñador gráfico, asmático”, que viajó recientemente a Estados Unidos y Colombia. “Llegó el 16 de abril al país. Regresó vía Medellín y Cúcuta; pasó por las ‘trochas’. Es hijo de un caso positivo. Presumen se contagió producto de su familiar”.

Una mujer también de la capital tachirense, “de 57 años de edad, médico, hipertensa, quien tuvo contacto con otros casos positivos: su esposo e hijo. Inició síntomas el 17 de abril, acudió al hospital centinela con malestar general y tos, dando positivo” este miércoles. Actualmente “es asintomática y está “en un CDI recibiendo tratamiento”.

Con respecto a Nueva Esparta, dijo anhelar que ese foco “llegue pronto a su fin”. Prometió que están en contacto con los contagiados “para garantizar su pronto restablecimiento”.

Retorno de migrantes desde Colombia

El presidente se refirió al retorno de venezolanos desde Colombia, una situación que calificó como “desastre”. Cifró en 9 mil el número de criollos que “han llegado huyendo” de la “pandemia, la xenofobia y el hambre”.

Dijo que de ese grupo, “7 mil están ya en sus casas o rumbo a sus casas”.

Destacó que se aplicaron pruebas a esas miles de personas y “aparecieron apenas dos casos; afortunadamente. Se les hicieron pruebas al llegar, mientras estaban en la cuarentena y al salir”. Celebró igualmente que se realizaron de manera exitosa “5 partos de nuevos venezolanos”.

“¡Medidas radicales contra especuladores!”

El primer mandatario nacional envió un mensaje a los especuladores, a quienes llamó “ladrones, que usan su poder económico para robar a un país” y se preguntó: “¡adónde vamos a llegar?”

Dijo que le giró “instrucciones precisas” al vicepresidente sectorial del área económica, Tarek El Aissami, tras señalar que “los mecanismos existen” y “hay funciones para el consenso”, pero advirtió que está preparado “para la vía radical si la tenemos que tomar con cualquiera de los involucrados en las especulaciones”.

“¿Por qué lo hacen? Sé por qué lo hacen… Y se los voy a explicar bien en los próximos días”, dijo.

Consideró que “están activando otra vez la guerra brutal contra el pueblo”, y dijo al respecto: “Estoy pendiente, ocupado y activado con todos los mecanismos para regular, procesar, llevar los costos y los precios”.

En tal sentido, enfatizó: “Actores económicos privados involucrados: ¡pónganse serios! Tenemos palabra. Estamos listos para tomar decisiones y soluciones”.

Y ratificó: “Le he dado instrucciones a Tarek, al ministro de agricultura, al de alimentos y al de comercio, para en las próximas horas atajar la especulación brutal que han decretado estos sectores económicos que no quieren colaborar con el país. Hay un estado de alarma. Tenemos la disposición absoluta ¡de entendernos o de hacernos entender!”

Llamado a la clase obrera

En este marco, hizo un “llamado a la clase obrera y trabajadora” por “si tengo que tomar medidas drásticas ante los abusos en esta pandemia. Hago un llamado a los campesinos y a los profesionales a que me apoyen”.

“Por las buenas, buscamos soluciones, salidas de cualquier tipo; pero si vienen por las malas, estamos dispuestos a tomar todas las decisiones que haga falta para hacer respetar al pueblo en esta pandemia. ¿Se entiende el mensaje?”, dijo, e insistió: “Estoy listo para todo”.

“Venezuela tiene la capacidad para enfrentar esta situación”.

Recursos para la siembra de cereales

El presidente de la República también aprobó este miércoles al conglomerado AgroSur un total de 566.568 petros destinados a la siembra de cereales, a fin de fortalecer el aparato productivo nacional, en medio de la pandemia por la COVID-19.

Con este financiamiento se espera impulsar la producción de unas 100 mil hectáreas de cereales. Un crédito que se suma a los aprobados con el objetivo de activar 1.120.000 hectáreas de siembra para el ciclo de invierno 2020.

Los montos serán administrados por los productores para el cultivo de 220 mil hectáreas de arroz, 900 mil hectáreas de maíz, 500 mil de maíz amarillo y 400 mil de maíz blanco.

Con información de Globovisión