El Comisionado para la Organización de las Naciones Unidas, Miguel Pizarro, denunció que el régimen de Nicolás Maduro incumplió nuevamente con el deber de responder a los mecanismos de la ONU las denuncias de violaciones de DDHH perpetuadas por sus colaboradores.

Pizarro aseguró que la dictadura no ha respondido a preguntas de cuatro mecanismos sobre las condiciones de detención en el SEBIN, DGCIM y el Cenapromil, en el contexto de la pandemia.

“El Relator Especial sobre la tortura, el Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias, la Relatora Especial sobre Ejecuciones Extrajudiciales y la Relatora Especial sobre el Derecho a la Salud han señalado la precariedad en las instalaciones del DGCIM, Ramo Verde y el Helicoide”, acotó.

El Comisionado condenó la negligencia del régimen y su falta de compromiso para cooperar con los mecanismos de la Organización de las Naciones Unidas, quienes exigen respuesta ante la grave condición de vida que se encuentran los políticos en el país.

La ONU aseguró que las situaciones comunicadas a los mecanismos temáticos sobre los centros de detención en el país, “socavan el derecho a la vida, el derecho al disfrute del más alto nivel posible de salud física y mental, el derecho a no ser sometido a torturas ni a tratos crueles, inhumanos o degradantes, y el derecho de las personas privadas de libertad de ser tratadas con humanidad y dignidad”.

Nota de prensa

Con Información de La Patilla