Como una medida para no violar las sanciones emitidas de Estados Unidos a funcionarios del régimen venezolano, la Corporación Nacional de Petróleo de China​ (Cnpc), uno de los principales socios con la petrolera estatal (Pdvsa) paralizó sus actividades con Nicolás Maduro, confirmaron este miércoles a El Estímulo fuentes ligadas a la gigante asiática.

La Cnpc, que opera en Venezuela a través de su filial Sinovensa, enviará este miércoles una carta a Pdvsa cumpliendo con el embargo.

La información contradice a la versión del régimen de Nicolás Maduro que afirma que la relación con China son cada vez más fuertes.

Al mediodía de este 4 de septiembre -medianoche en China- vence el plazo de una de las licencias establecidas por el gobierno de Donald Trump para que las compañías internacionales vinculadas con Estados Unidos completen todas las transacciones necesarias para el cierre de sus operaciones en Venezuela, sin exponerse a costosas sanciones comerciales, reseñó El Estímulo.

La sociedad entre Pdvsa y Cnpc, Sinovensa, produce 105.000 barriles por día de crudo extra pesado.

El 16 de agosto China National Petroleum Corp. canceló los planes de cargar cerca de 5 millones de barriles de petróleo venezolano tras la última orden ejecutiva de Trump.

Asimismo, la Cnpc se unió al banco más grande de Turquía, Ziraat Bank, que cortó su relación con el Banco Central de Venezuela (BCV) tras las sanciones. Las medidas representan un revés a Maduro, que ha contado con China y Rusia para mantenerse en el poder en medio de la crisis.

Con información de Caraota Digital