CARACAS, 7 ene (Reuters) – El líder opositor y jefe del legislativo de Venezuela, Juan Guaidó, planea el martes regresar al Congreso después de un confuso cuerpo a cuerpo el domingo que permitió al oficialismo instalar un nuevo liderazgo parlamentario.

Los aliados del presidente Nicolás Maduro juramentaron el domingo a Luis Parra como jefe del parlamento, la única institución importante que estaba fuera del control del mandatario.

Parra, quien fue elegido para el Congreso en 2015, fue expulsado del partido de oposición Primero Justicia a fines de 2019 debido a acusaciones de corrupción, lo que ha negado.

Docenas de países, incluido Estados Unidos, denunciaron el nombramiento de Parra como ilegítimo y dijeron que continúan reconociendo a Guaidó como el jefe del parlamento y como el presidente legítimo de Venezuela.

El domingo, militares antidisturbios impidieron entre empujones y golpes que Guaidó y otros diputados opositores ingresaran a la sede de la Asamblea por lo que se esperaba que fuera su reelección.

Después del acto de Parra, Guaidó celebró una sesión separada en otra parte de la ciudad y en la que 100 legisladores, de los 167 miembros del parlamento, respaldaron su reelección por un año más.

Guaidó ha prometido presidir la sesión legislativa del martes a pesar de lo que llamó el “golpe parlamentario” de Parra.

Desde temprano testigos Reuters pudieron observar piquetes de la guardia nacional en los alrededores del palacio legislativo en el centro de Caracas.

Parra ha rechazado esa descripción y escribió en Twitter: “Vinimos a salvar al Parlamento de la destrucción”.

Guaidó fue elegido jefe del Congreso en enero de 2019 e invocó la constitución de Venezuela para asumir una presidencia interina, denunciando a Maduro como un usurpador del cargo porque su reelección en mayo del 2018 fue fraudulenta.

Hasta el momento, Maduro retiene el control de las fuerzas armadas, mientras presiona a los diputados opositores, al menos 30 de ellos en el exilio, la clandestinidad o en prisión.

Parra dijo el lunes que su prioridad era nombrar un nuevo consejo electoral para presidir elecciones “libres” y que en la sesión del martes debatiría propuestas para abordar la escasez generalizada de gasolina, la libertad de presos políticos y el aumento de los salarios de los trabajadores. La sesión comenzará a las 10 a.m. hora local (1400 GMT).

Con información de Reuters