El canciller venezolano, Jorge Arreaza, luego de introducir la denuncia ante la Corte Penal Internacional (CPI) por las medidas coercitivas unilaterales por parte de EEUU contra Venezuela, dijo que desde ahora debe existir “un nunca más a la guerra, un nunca más a las medidas coercitivas, porque matan gente y perjudican a los pueblos”.

En ese sentido, detalló que “las medidas coercitivas unilaterales son armas de destrucción masiva; sólo con el multilateralismo podremos vencerlo”. A su vez, afirmó que “las consecuencias de dichas acciones son crímenes de lesa humanidad que violan el derecho internacional”.

“Tenemos el derecho, la obligación, la responsabilidad de proteger a nuestro pueblo, de acuerdo a los principios de la Carta de Naciones Unidas”, agregó.

Señaló que la denuncia ante los tribunales internacionales está debidamente sustentada, con análisis de expertos externos y dividida en diferentes sectores donde afectan las medidas coercitivas unilaterales, sobre todo al tomar en cuenta que la acción ilegal estadounidense tiene impacto negativo no solo en la nación, sino en el ámbito extraterritorial.

Asimismo, destacó en La Haya la creación por parte del Gobierno constitucional de una gran política social que atiende a las víctimas del bloqueo económico, financiero y comercial impuesto por el Gobierno de Estados Unidos (EEUU) contra la nación.

“Afortunadamente dentro de toda la dificultad ahí está un pueblo protegido en las medidas de las posibilidades y de las circunstancias. Hay una política de Estado que atiende a las víctimas del bloqueo en Venezuela, más del 75% del presupuesto nacional está destinado a la salud, educación, alimentación, acceso al agua, al transporte”, subrayó.

Ratificó que pese al bloqueo, el mandatario nacional Nicolás Maduro, mantiene de manera sistemática las inversiones en educación, salud, seguridad social, programas habitacionales y busca mitigar el impacto negativo que las acciones unilaterales tienen sobre el pueblo venezolano.

Con información de Globovisión