El gobierno nacional de Venezuela a través del Ministerio para Relaciones Exteriores rechazó enérgicamente la “insólita decisión” del gobierno de Brasil de dar refugio a militares desertores de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) que ya fueron señalados como “terroristas” y que además la cartera diplomática recuerda que se trata de criminales confesos.

“El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela rechaza categóricamente la decisión del gobierno de la República Federativa de Brasil de dar condición de refugiados a los cinco terroristas, responsables materiales del asalto al 513 Batallón de Infantería de Selva Mariano Montilla ubicado en Luepa, Gran Sabana del estado Bolívar, el pasado 22 de diciembre de 2019, donde se sustrajeron 120 fusiles de asalto y 9 lanzacohetes en una operación violenta en la que perdió la vida un soldado de nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana”, reza el documento difundido por el canciller de la República, Jorge Arreaza.

“Debe destacarse que este grupo de terroristas confesó mediante registro audiovisual público, notorio y comunicacional, su responsabilidad y participación en tan graves hechos”, añade. Además, reitera que “el gobierno brasileño se convierte así en cómplice de actividades armadas contra países vecinos y el protector de los delincuentes y mercenarios que las protagonizaron”.

Con información de Globovisión