En el marco del foro “Venezuela quiere elegir” sobre violación de los derechos humanos en Venezuela, la Diputada de la Asamblea Nacional, Delsa Solórzano realizó un recuento de los pasos que ha dado el régimen hasta llegar a este punto. Aseguró que, lo primero fue la censura y la violación a la libertad de expresión, las restricciones en el acceso a la información y la transgresión del derecho a estar informado, “Ellos comenzaron con el cerco absoluto a los medios de comunicación, evitando que exista la prensa libre, cerrando el medio televisivo más importante, emisoras y prensa escrita, subyugando al país a la censura”, lamentó.

La parlamentaria catalogó de esclavitud la realidad laboral venezolana, “sometieron al país a esclavitud, el salario mínimo es de 0,68 dólares al mes”. La legisladora propuso a los asistentes latinoamericanos que, imaginaran vivir con las condiciones salariales de los venezolanos, “imagínense que, tengan que comprar lo básico y mantener a su familias con eso”, cuestionó Solórzano, mientras sumaba problemas a la descripción, “de paso imagínense que, no haya agua, electricidad, gas o internet, imagínense sin conectividad, el internet hoy es un derecho humano”.

La presidenta del partido Encuentro Ciudadano, no dejó de lamentar la situación de sus colegas parlamentarios y dirigentes políticos presos o perseguidos, “en nuestro país hay cerca de 400 presos de conciencia que, hoy están siendo torturados”. Además explicó algunas de las formas de tortura practicadas en las cárceles del país, “Imaginen que, les pongan una bolsa plástica amarrada en la cabeza y los golpeen con un bate, si no dicen lo que ellos quieren escuchar, les meten la cabeza en agua, con la bolsa plástica puesta y los golpean hasta que hablen. Muchos han muerto, como Fernando Albán o el Capitán Rafael Acosta, otros sobreviven, pero cuando salen de la cárcel, salen rotos, descompuestos”.

Ante el desconcierto de los presentes, la diputada precisó que, según las experiencias narradas por sus colegas y otros dirigentes que han sido presos del régimen “les lanzan un dado para saber cuál es el número de torturas que va a recibir en el día, además no saben si es de día o de noche, no les dan comida y después de 7 días sin comer, les dicen que deben comer su excremento”.

En Venezuela cansarse de estas situaciones y de la falta de servicios públicos, puede significar un riesgo enorme, la legisladora hizo mención al caso del joven tachirense Rufo Chacón, quien quedó ciego acompañando a su madre en una protesta por falta gas, luego de que le dispararan en la cara: “cuando usted se cansa y sale a protestar, vienen un policía o un militar que, debe protegerte, pero te dispara en el rostro y te deja sin ojos”.

La diputada precisó: “Pareciera que en Venezuela usted tienen 2 opciones o la muerte, o irse del país, pero si eres dirigente político vives como lo hacemos nosotros, perseguidos por la policía política SEBIN por la DGSIM, atosigados o con una ´prohibición migratoria’ que, nadie sabe qué es, pero sí sabemos en qué consiste, no tenemos acceso a cedula, ni pasaporte”, lamentó.

Sobre la vigencia internacional del tema venezolano, Solórzano agregó: “el mundo debe saber que, la cotidianidad de mi país se centra en la violación de derechos humanos, no tenemos derecho a la salud, a la alimentación, libertad de expresión, a los servicios básicos, al libre tránsito”, denunció la legisladora, para luego hacer referencia a otros informes que van más allá de la Misión Internacional Independiente de la ONU o la alta comisionada Michel Bachelet, “fue emitido un informe vital del Consejo Directivo de la Unión Interparlamentaria, aprobado por unanimidad, porque ni Cuba, ni Nicaragua se abstuvieron; en él se señalan los flagelos a los que estamos sometidos los diputados venezolanos en materia de derechos humanos”.

Ante el fraude electoral del 6 de diciembre la diputada aseguró que, no hay respaldo por parte del pueblo y reiteró el llamado de las fuerzas democráticas a participar en la consulta popular, “estamos planteando un proceso de consulta popular, porque queremos elegir y decidir.

Las fuerzas democráticas vamos a movilizarnos, aunque serán días difíciles, porque el tema de la violación de los derechos humanos sigue vigente y sabemos a lo que nos enfrentamos”, aseguró luego de reiterar que, el presidente encargado Juan Guaidó y las fuerzas políticas que lo acompañan cuenta con el respaldo del 95% del país, garantizando así, una participación importante en el proceso convocado por los legítimos parlamentarios venezolanos.

Comunicado de Prensa

Con Información de La Patilla