El presidente del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), Peter Maurer, considera que es necesario aumentar la presencia de colaboradores en Venezuela debido a la crisis que atraviesa el sector salud, tanto en la dotación de insumos, equipos como en el déficit de personal médico.

“Temo que Venezuela es una de esas situaciones donde poco a poco terminaremos ampliando nuestra superficie de operaciones para responder a las necesidades”, expresó Maurer según lo reseñó el diario El Nacional.

Asimismo, indicó que la Cruz Roja ha trabajado en el país para mejorar el sistema de atención en los hospitales, así como dotación de medicamentos a la población.

“Hacemos progresos en nuestra operación en Venezuela en términos de acceso a los detenidos y en los ámbitos de asistencia. Sobre todo, en salud y de población desplazada. Y volveremos a acudir a los donantes cuando ya no tengamos dinero”, reflexión.

Indicó que el presupuesto que maneja la institución este año, duplica el que tenía en 2018, lo que supone un total de 24,8 millones de dólares y 150 trabajadores en el país.

Sin embargo, espera que puedan tener acceso a las cárceles venezolanas para prestar asistencia médica a los privados de libertad.

“Nuestro enfoque es que queremos visitar a todos los prisioneros”, recalcó.

Con información de NTN24