Los dirigentes Luis Parra y Timoteo Zambrano resultaron electos en las parlamentarias convocadas por el régimen de Nicolás Maduro. Así lo indicó la página web del cuestionado Consejo Nacional Electoral (CNE), el cual precisó que ambos “opositores” serán designados como diputados por el proceso que se llevó a cabo el domingo.

Las autoridades electorales designadas por el cuestionado Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) señalaron que dos militantes de Primero Venezuela resultaron electos. En ese sentido, Zambrano y Parra formarán parte del Parlamento electo en las parlamentarias convocadas por el régimen, a pesar que en un principio se anunció que José Gregorio Noriega había ganado.

Parra figuraba inicialmente en la lista regional del estado Yaracuy, mientras que Noriega formaba parte de la lista nacional de la Alianza Venezuela Unida. El dirigente no resultó electo en el estado occidental, pero una nota de prensa indicó que obtuvo un escaño designado proporcionalmente por los resultados nacionales.

Incluso, Noriega, después del anuncio del cuestionado CNE, se pronunció en sus redes sociales y agradeció a sus seguidores por haberlo electo. Sin embargo, ahora Parra ocupará el escaño, después de un supuesto cambio en la lista nacional.

Zambrano al Parlamento, a pesar de contar con menos votos

La Alianza Democrática contaba con Avanzada Progresista, Movimiento Ecológico y Cambiemos, entre los que se designaron dos escaños. Luis Augusto Romero y Timoteo Zambrano resultaron electos en el proceso del 6 de diciembre, a pesar de que las cifras indicaban que este último no lo consiguió.

Cambiemos, partido de Zambrano, consiguió menos votos que el Movimiento Ecológico, pero solamente el primero encontró un escaño. Incluso, organizaciones como Soluciones o Movimiento al Socialismo (MAS) cuenta con más sufragios, pero no recibieron algún puesto en las parlamentarias convocadas por el régimen.

Desde que finalizó el proceso, se han señalado variadas irregularidades electorales para incluir a ciertos dirigentes “opositores”. No obstante, los centros de votación vacíos fueron el principal atractivo del proceso, donde el CNE indica una participación de poco más del 30 %, mientras que otras versiones señalan hasta un 80 % de abstención.

Con Información de Caraota Digital