La Organización venezolana que trabaja en la promoción y defensa de los derechos humanos de la niñez y adolescencia Cecodap señaló que 28, 3 % de migrantes venezolanos deja al menos un niño en Venezuela al cuidado de algún familiar.

A través de su informe “Somos Noticia 2018” Cecodap indica que unos 849.000 niños perdieron el contacto con alguno de sus padres a causa de la migración.

El coordinador del Programa Creciendo sin Violencia de la organización, Abel Saraiba detalló que 1 de cada 4 niños y adolescentes que acuden a consulta presenta síntomas de cuadros de ansiedad, depresión o alteración del ánimo en algún nivel.

“El desarrollo emocional de los niños está definitivamente afectado por la crisis nacional. El Estado brilla por su ausencia y deja a la deriva a los niños. Hay silencio en materia de salud mental”, expresó.

Por lo que recomendó al Gobierno venezolano “generación e implementación de políticas públicas” que permitan la atención a los “niños víctimas de la emergencia humanitaria” que atraviesa la nación.

“El número podría quedarse corto, porque no se tiene acceso a información oficial”, dijo Saraiba.

Con información de Globovisión