Un crédito por el orden de los 350 millones de dólares aportará la Corporación Andina de Fomento (CAF) para mejorar el suministro de energía eléctrica en los estados Zulia, Táchira, Mérida y Nueva Esparta, entidades del país más afectadas por las constantes interrupciones del servicio.

De acuerdo a lo que informó el diputado de Acción Democrática por el estado Nueva Esparta, Oscar Ronderos, parlamentarios de la oposición de los estados Zulia y Nueva Esparta acordaron trabajar para “buscarle solución a la crisis humanitaria” que está afectando a las poblaciones de los mencionados estados.

En este sentido precisó que luego de conversar con representantes del Programa de Desarrollo de la Naciones Unidas (PNUD) y de la CAF, se logró el apoyo financiero para que en un plazo de seis meses queden listas la instalación de equipos de arranque rápido para Táchira, Mérida y Zulia, mientras que en Nueva Esparta se efectuará el mantenimiento mayor de la Planta Juan Bautista Arismendi y adecuación a gas, de la Planta Luisa Cáceres de Arismendi, respectivamente.

Explicó Ronderos, que previamente, la CAF exigió que el financiamiento debería estar aprobado por el Gobierno Nacional y por la Asamblea Nacional a través de una “ley especial para la asistencia técnica y financiera”.

El PNUD, reiteró, en el contexto de las normas para el uso de los recursos de la Organización de la Naciones Unidas (ONU), someterá a licitación pública internacional todos los trabajos a realizarse en el proyecto.

El diputado Ronderos señaló que al finalizar los trabajos, la “emergencia” tendría 1.206 nuevos megavatios sin intervención de alto impacto. Asimismo, la recuperación del servicio eléctrico en estos estados irá a beneficiar a 3 millones de personas.

Con información de Globovisión