El diputado Arnoldo Benítez pidió a la AN asumir el compromiso de cancelar las deudas existentes con los jubilados y pensionados que viven en el país y en el exterior

Los diputados de la Asamblea Nacional (AN) aprobaron un Proyecto de Acuerdo en rechazo a las acciones de la administración de Nicolás Maduro en contra de los jubilados  y pensionados venezolano y consignarán un informe ante la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas para dar cuenta de la situación tanto en el país como de los que viven en el exterior.

En sesión virtual, los parlamentarios también aprobaron hacer una investigación, luego de la salida de Nicolás Maduro del poder, “los hechos perpetrados por el régimen de Nicolás Maduro en contra de los jubilados y pensionados para así determinar las indemnizaciones correspondientes”.

Igualmente acordaron establecer el compromiso de la AN para reformar la legislación pertinente que “conduzca a otorgar el 100% del último salario a jubilados de la administración pública, una vez cumplidos los requisitos de antigüedad y lo establecido en su sector laboral”.

Sobre este punto, el diputado Arnoldo Benítez (Causa R-Aragua) aseguró que los jubilados en Venezuela pierden los beneficios que obtuvieron cuando eran trabajadores activos y sus ingresos disminuyen.

Sobre este punto, el diputado Arnoldo Benítez (Causa R-Aragua) aseguró que los jubilados en Venezuela pierden los beneficios que obtuvieron cuando eran trabajadores activos y sus ingresos disminuyen.

También recordó que en 2016, los diputados aprobaron la Ley de Bono de Alimentación y Medicamentos para Pensionados y Jubilados, que también contó con el apoyo del chavismo, pero hasta la fecha no se ha pagado ningún bono. Además señaló que en diciembre de 2018 se sancionó la Ley Especial del Régimen de Asignaciones Económicas por Vejez no Contributivo, con el objetivo de garantizar a los pensionados y jubilados mejorar su calidad de vida.

El diputado pidió a la AN asumir el compromiso de garantizarle a estas personas que viven en Venezuela y en el exterior, la cancelación de las deudas existentes, así como una mejora sustancial de los montos de las pensiones que puedan satisfacer las necesidades mínimas necesarias.

 El parlamentario Héctor Vargas (UNT-Zulia) enfatizó en esta idea y señaló que el Parlamento debe asumir el compromiso de procurar los recursos para garantizar la sostenibilidad del Fondo de Pensiones del sector público.

Vargas mencionó la necesidad de una asistencia técnica por parte de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en conjunto con actores sociales, en base a una dirección tripartita de la seguridad social.

Gobernaciones destruidas

En la sesión de la AN, los diputados también debatieron sobre la situación actual de las gobernaciones del país. El parlamentario Julio Ygarza (UNT-Amazonas) denunció que todas las instituciones y organismos del estado Amazonas se encuentran en abandono.

“En el estado Amazonas, por ejemplo, si revisamos el polideportivo emblemáticos de esta región, el José Antonio Páez, está totalmente destruido.  El hospital José Gregorio Hernández, no tiene medicinas, esta sin personal médico, ni enfermeras, sin mantenimiento. Su infraestructura está en total deterioro”.

Ygarza aseveró que las gobernaciones son vitales para que los estados funcionen y se desarrollen, pero que ahora están en manos de gobernadores que representan el fracaso, la usurpación, el abandono y la desidia.

Igualmente el diputado Rachid Yasbek (PJ-Bolívar) explicó que los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro rompieron con el esquema de descentralización de las regiones. Además con el nombramiento de “protectores” en los estados donde el chavismo no controla la gobernación, ha provocado según el parlamentario, que se desvíen recursos y que no existen fondos de inversión.

“Hoy vemos que todo este aparataje que se montó llevó a las gobernaciones a convertirse en pagaderos de nóminas, con sueldos míseros, que no son responsabilidad de quienes dirigen las regiones. Las políticas hambreadoras del régimen, de despilfarro, centralizadas, generaron el clientelismo y la corrupción cada día más galopante. Desparecieron más de 350 mil millones de dólares del presupuesto nacional que debieron haber invertido en las regiones y la gente”, expresó.

“Hoy vemos que todo este aparataje que se montó llevó a las gobernaciones a convertirse en pagaderos de nóminas, con sueldos míseros, que no son responsabilidad de quienes dirigen las regiones”.

AN exige menos armas

Los legisladores también debatieron sobre la crisis universitaria y criticaron a la administración de Maduro por destinar más recursos a la compra de armas y aumentos de salarios a los militares y no a la educación.

El diputado Lawrence Castro (VP-Mérida) denunció que el gobierno de Maduro sigue “malgastando el dinero de la nación, robando y le siguen dando prioridad al gasto de armas, en detrimento de la educación, la salud y la alimentación”.

En ese mismo punto el diputado Oneiber Peraza (Independiente-Lara) señaló que desde 2007 el gobierno ha ido recortando los presupuestos universitarios.

“La política de estado que se ha generado en contra de las universidades, son producto de que las universidades venezolanas, han alzado la voz contra del autoritarismo, y en defensa del estado de derecho y la dignidad humana de cada uno de los venezolanos”, añadió.

Por eso para el diputado Luis Barragán (Vente-Aragua) es necesario “internacionalizar” la crisis universitaria, porque “solos no podemos”. Como ha hecho en otras intervenciones, el diputado invocó el artículo 187 numeral 11 de la Constitución y pidió a la plenaria suscribir un llamado a la Unesco para una intervención humanitaria en materia educativa.

Con Información de Runrunes