(Caracas, 16 de noviembre de 2020).- Un centenar de tumbas cerradas desde hace 2.500 años, 2 estatuas de maderas y 40 máscaras funerarias, son el mayor descubrimiento del año en Egipto.

El Gobierno egipcio anunció este sábado el hallazgo de un gran descubrimiento arqueológico, donde al menos 100 sarcófagos en perfecto estado, algunos con momias aun en su interior, 40 máscaras funerarias de la diosa de la necrópolis, Ptah Soker y 2 estatuas de madera en una vasta necrópolis faraónica fueron encontradas al sur de El Cairo, en la necrópolis de Saqqara.

Los ataúdes hallados estaban enterrados en tres fosas funerarias, a 12 metros de profundidad en la antigua capital egipcia de Memphis, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Los arqueólogos expertos deducen que varios de los sarcófagos p a altos funcionarios de la Baja época (entre 700 y 300 años A.C.) y del período ptolemaico (323 a 30 A.C.).

Durante el anuncio, se realizó una tomografía computarizada de una momia en uno de los ataúdes. El fallecido, según los datos, murió a los 40 años, medía 1,75 de altura, estaba sano y no padecía ninguna enfermedad mortal.

Saqqara aún no ha revelado todo su contenido. Es un tesoro“, subrayó el ministro de Antigüedades y Turismo de Egipto, Khaled al-Anany. El funcionario asegura que siempre que vacían un pozo de enterramiento de sarcófagos, encuentran una entrada a otro.

En ese sentido, el secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades, Mostafa Waziri, indicó que apuntan a encontrar pronto un antiguo taller para fabricar ataúdes de madera para momias.

El Gran Museo Egipcio exhibirá todos los hallazgos descubiertos este sábado, lo cuales se colocarán junto a las pirámides de Giza al lado de los otros tres ataúdes de madera de 3.500 años de antigüedad desenterrados de la necrópolis de Al Asasif, en la ciudad de Luxor, años anteriores.