El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ofreció una breve alocución este 1 de junio en la que aseguró que las protestas y los actos violentos reportados en el país tras la muerte del afroamericano George Floyd a manos de un policía han sido organizados por “anarquistas profesionales”.

El presidente estadounidense también destacó que aumentará la presencia del personal militar en la capital del país. “Lo que sucedió en la ciudad anoche fue una desgracia total (…)mientras hablamos, estoy enviando a miles y miles de soldados fuertemente armados, personal militar y agentes de la ley para detener los disturbios, los saqueos, el vandalismo, los asaltos y la destrucción sin sentido de la propiedad”.

El mandatario también hizo un llamado a los gobernadores: si no garantizan la seguridad de sus jurisdicciones entonces él enviará a las Fuerzas Armadas para “frenar todos los disturbios”. 

Poco después de que Trump finalizara su intervención se reportó que la Policía dispersó gas lacrimógeno para desconcentrar a los manifestantes que protestaban delante de la Casa Blanca, al filo de la hora en la que comenzaba el toque de queda.

Con información de NTN24