Un niño de 13 años falleció este sábado en Berlín a causa de una puñalada. Asimismo, su acompañante de 22 años también resultó herido con varias puñaladas en el cuello. La policía local aseveró que su estado es crítico.

El ataque tuvo lugar en el parque de Monbijou, cerca de la emblemática isla de los museos en el centro de la capital alemana. Se desconocen los motivos del crimen; los testigos describieron al sospechoso como un hombre de aproximadamente 45 años, con poco pelo y barba canosa.

Las víctimas del hecho se encontraban en un grupo formado por 7 personas, quienes 6 de ellos eran menores de edad.

Los testigos del suceso aseguraron que el presunto asesino tuvo un altercado con el grupo y posterior a ello se produjo el asesinato del menor. El niño murió en el parque Monbijou, pese a los esfuerzos del médico de urgencia por reanimarlo.