Un juez federal emitió una orden judicial temporal para suspender el veto a petición de TikTok, que la Casa Blanca califica de amenaza para la seguridad nacional

TikTok logró una prórroga de último minuto el domingo, cuando un juez federal de Estados Unidos suspendió el veto impuesto por el gobierno de Donald Trump a las descargas de la popular aplicación de videos, horas antes de que la medida entrara en vigor.

El juez de distrito Carl Nichols emitió una orden judicial temporal para suspender el veto a petición de TikTok, que la Casa Blanca califica de amenaza para la seguridad nacional, alegando que su matriz china espía en favor del gobierno de Pekín.

La opinión del juez no se comunicó, por lo que se desconoce por qué decidió tomar esa decisión.

La agencia AFP reseña que el gobierno de Trump buscaba prohibir nuevas descargas de la aplicación a partir de la medianoche (04h00 GMT del lunes), y que los actuales usuarios estadounidenses tuvieran acceso únicamente hasta el 12 de noviembre.

El juez rechazó la petición de TikTok de suspender la prohibición del 12 de noviembre.

La decisión representa una victoria temporal para TikTok, que tiene 100 millones de usuarios en Estados Unidos. Pero el tribunal aún tiene que considerar los argumentos legales sobre si la red social debe permanecer disponible para los estadounidenses.

La plataforma alegó que un bloqueo de las descargas, incluso temporal, le causaría un daño irreparable al impedir su crecimiento y perjudicar su reputación comercial.

En una audiencia telefónica poco usual, el juez Nichols escuchó el domingo a los abogados de TikTok, propiedad de la empresa china ByteDance, argumentar sobre la libertad de expresión y la seguridad nacional.

Para el abogado John Hall, una prohibición sería “punitiva” y cerraría un foro público utilizado por decenas de millones de estadounidenses.

En un documento presentado antes de la audiencia, los abogados de TikTok dijeron que la prohibición era “arbitraria y caprichosa” y que “socavaría la seguridad de los datos” al bloquear las actualizaciones y correcciones de la aplicación utilizada por unos 100 millones de estadounidenses.

La empresa también dijo que la prohibición era innecesaria porque ya se estaban llevando a cabo negociaciones para reestructurar la propiedad de TikTok a fin de abordar las cuestiones de seguridad nacional planteadas por el gobierno.

Los abogados gubernamentales argumentaron que el presidente tiene derecho a tomar medidas de seguridad nacional, y dijeron que la prohibición era necesaria debido a los vínculos de TikTok con el gobierno chino a través de ByteDance.

Un informe del gobierno calificó a ByteDance de “portavoz” del Partido Comunista Chino, argumentando que estaba “comprometido a promover la agenda y los mensajes” del partido.

“El presidente determinó que la capacidad (de China) de controlar estos datos representaba una amenaza inaceptable para la seguridad nacional y la política exterior de Estados Unidos”, argumentó el gobierno en su presentación.

Un portavoz de la diplomacia china, Wang Wenbin, pidió el lunes a Washington que proporcione un entorno empresarial “justo” y “no discriminatorio” en Estados Unidos y criticó “la intimidación” contra sus empresas.

De esta manera, TikTok se ha convertido en el nuevo símbolo de la batalla entre Estados Unidos y China por el dominio del sector de la tecnología de punta.

Con información de NTN24