Desde el 28 de diciembre, cientos de temblores han sacudido a esta isla caribeña y han puesto en ascuas a Puerto Rico

El senador Bernie Sanders y otros legisladores demócratas pidieron al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que declare situación de desastre para destinar más fondos a Puerto Rico por la serie de terremotos que este territorio estadounidense está padeciendo.

Desde el 28 de diciembre, cientos de temblores han sacudido a esta isla caribeña y han puesto en ascuas a una población que apenas se recupera del desastre que dejaron en 2017 dos huracanes seguidos.

“En los últimos días, los sismos han costado millones en daños, destruyeron cientos de casas, causaron amplios apagones y forzaron a los residentes a dormir en refugios sin techo por el miedo a quedar enterrados en sus casas por otro terremoto”, escribieron los legisladores en una carta a Trump.

En ella, Sanders y las representantes Alexandria Ocasio-Cortez y Nydia Velázquez piden al presidente “que apruebe inmediatamente la solicitud de declaración de desastre hecha por el gobierno de Puerto Rico” para responder a “la crisis humanitaria” en la isla, reseña AFP.

La presidenta de la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, también urgió en un tuit este lunes al gobierno a actuar “rápidamente” para aprobar la solicitud de la gobernadora Wanda Vázquez Garced.

Vázquez Garced pidió a Trump el sábado que apruebe una solicitud de “estado de desastre”. Unos días antes, el presidente había declarado estado de emergencia, que permitió el despliegue de trabajadores federales de la agencia de emergencias estadounidense FEMA.

Según explicó el portavoz de FEMA Daniel Llargués, la declaración de emergencia habilita hasta 5 millones de dólares, aunque la cifra puede aumentar por decisión el Congreso. La declaración de desastre, en cambio, no impone este límite.

Vázquez Garced calculó en 110 millones de dólares los daños de los terremotos, la mayoría imperceptibles, que han dañado 539 estructuras. Pero en cinco de los seis municipios más afectados, los daños se estiman en 460 millones, según un conteo del diario local El Nuevo Día con base a cifras de las alcaldías.

Cerca de 5.000 personas viven ahora en refugios y la electricidad, un servicio del que los puertorriqueños carecieron durante meses luego de los huracanes Irma y María en septiembre de 2017, se ha visto afectada de nuevo por los terremotos.

No obstante, la Autoridad de Energía Eléctrica aseguró el lunes que se había recuperado “en un 99%”.

Los huracanes Irma y María dejaron unos 3.000 muertos, según cifras manejadas por el gobierno local que son cuestionadas por el presidente Trump.

Los sismos más fuertes ocurrieron este sábado, cuando un temblor de magnitud 5.9 sacudió el sur de la isla, y otro el martes de la semana pasada, de 6.4.

Este lunes, Puerto Rico seguía sacudido por decenas de temblores, el mayor de ellos de 4.5.

Con información de NTN24