(Caracas, 3 de diciembre de 2020).- João Paulo Araujo Gomes es sacerdote de la Parroquia de Sant’Ana Gravatá en Brasil, quien recoge a los perros callejeros, le brinda comida y atención médica veterinaria, para luego llevarlos a misa los domingos y en sus discursos invitar a la feligresía a que los adopten y les brinden una familia a estos animales sin hogar.

Los asistentes, más que aplaudir sus sermones, celebran que predique con el ejemplo de amor hacia los animales. En varias entrevistas a medios locales, el clérigo ha explicado que tiene un comedor para estos que “funciona los 7 días de la semana”. Esa es una de sus principales labores con los canes, mientras que la otra es dar “atención a los que llegan heridos”.

João Pablo se ha convertido en uno de los Padres más queridos de Brasil y de las redes sociales, reseñó Noticias Caracol. Por el momento, asegura que cuenta con el apoyo de muchos voluntarios que le ayudan a cuidar de ellos y en algunos casos también los acogen en sus viviendas.

En otra ocasión, el cura explicó que todo empezó cuando unos feligreses acudieron a su parroquia para vender galletas benéficas cuyos ingresos serían destinados a obras de caridad. “Yo les propuse recoger a los perritos, adoptarlos y permitirles que estuvieran en la iglesia”. Y así es como empezó a cuidar de los animales y a buscar nuevas familias para ellos.

El párroco en su red social de Instagram comparte fotos y vídeos de los perros que rescata de las calles, que en muchos casos se encuentran malheridos. Es por ello que  los acoge y se encarga de darles todos los cuidados necesarios para que estos puedan tener una vida mejor.

Tras la viralización de su historia comenzó a recibir donaciones que le permitirán seguir cuidando a las mascotas a quienes les brinda cobijo en su templo. Asimismo, muchos de los fieles que acuden a la eucaristía ayudan a que el Padre João Paulo pueda seguir haciendo buenas obras con los perros que no tienen un hogar.