Según declaró el viceministro ruso Serguéi Riabkov en final de la resolución impuesta por el Consejo de Seguridad de la ONU a Irán “abre nuevas perspectivas para cooperar con Irán”

Rusia prevé desarrollar su cooperación militar con Irán cuando expire el 18 de octubre el embargo internacional de venta de armas que pesa sobre Teherán, a pesar de las amenazas estadounidenses, indicó este jueves el viceministro ruso de Relaciones Exteriores.

“Tras el final el 18 de octubre del régimen especial introducido por la resolución 2231 del Consejo de Seguridad de la ONU, se abren nuevas perspectivas para nosotros para cooperar con Irán de manera” militar, declaró a la agencia Interfax, el viceministro Serguéi Riabkov.

“De qué volumen hablamos o en qué dirección se desarrollará esta cooperación aún está por verse. Pero no dependerá en ningún caso de las acciones ilegales del gobierno estadounidense, que quiere intimidar al mundo entero”, agregó.

Rusia prevé desarrollar su cooperación militar con Irán cuando expire el 18 de octubre el embargo internacional de venta de armas que pesa sobre Teherán, a pesar de las amenazas estadounidenses, indicó este jueves el viceministro ruso de Relaciones Exteriores.

“Tras el final el 18 de octubre del régimen especial introducido por la resolución 2231 del Consejo de Seguridad de la ONU, se abren nuevas perspectivas para nosotros para cooperar con Irán de manera” militar, declaró a la agencia Interfax, el viceministro Serguéi Riabkov.

“De qué volumen hablamos o en qué dirección se desarrollará esta cooperación aún está por verse. Pero no dependerá en ningún caso de las acciones ilegales del gobierno estadounidense, que quiere intimidar al mundo entero”, agregó.

El jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, dijo recientemente que su país impediría a Irán comprar armamento ruso y chino, en un momento en que el embargo internacional de armas que afecta a Teherán expira el 18 de octubre.

Días después, Estados Unidos proclamó, unilateralmente, que todas las sanciones de la ONU contra Irán estaban de nuevo en vigor y que el embargo se prolongará.

Estas sanciones fueron levantadas tras la firma del acuerdo internacional en Viena en 2015, destinado a limitar el programa nuclear iraní.

Pero en una verdadera pirueta jurídica, Estados Unidos argumenta que es un país que “participó” en este acuerdo del que decidió retirarse en 2018, para restablecer estas sanciones, algo que critican la práctica totalidad de los miembros del Consejo de seguridad de la ONU y países europeos.

El gobierno de Donald Trump también amenazó claramente con poner en marcha un sistema punitivo calificado de secundario, para castigar a cualquier país o entidad que viole las sanciones internacionales que Washington considera que están en vigor.

Con información de NTN24