El régimen también aceptó que los funcionarios del organismo tengan mayor participación jurídica en Venezuela

El régimen de Nicolás Maduro renovó el acuerdo de cooperación con la oficina de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU), y ha aceptado que los funcionarios del organismo tengan mayor participación jurídica en Venezuela.

Así lo dio a conocer la Alta Comisionada de la ONU en la sesión inaugural del Consejo de Derechos Humanos, donde presentó una actualización oral de la situación en Venezuela.

“Quiero informarles que hemos firmado con el gobierno la renovación de la carta de entendimiento por un año renovable”, dijo la funcionaria, destacando que el acuerdo incluye  “la formalización de un mecanismo de intercambio de información de casos individuales”. 

Precisó que continúa avanzando en el establecimiento de una oficina en Caracas, considerando que así lo ameritan los casos.

Según Bachelet, el primer año del acuerdo permitió avanzar en la “cooperación técnica”, como la revisión de protocolos policiales sobre el uso de la fuerza o el compromiso asumido por el fiscal general del régimen de “avanzar en la investigación de 58 presuntos casos de ejecuciones extrajudiciales por parte de las fuerzas de seguridad”.

Asimismo, la alta funcionaria instó a Nicolás Maduro a continuar con la liberación de quienes han sido detenidos arbitrariamente.

Para Bachelet, esta renovación contribuye a la “apertura de espacios democráticos”.

-Presiones al régimen-

Tras la información emitida por Bachelet, la organización Provea consideró que esta renovación se debe a presiones de las Naciones Unidas contra el régimen chavista. Asimismo, indicaron que también es una muestra de la necesidad de Maduro de mostrarse “cooperante”.

“Esto debe convertirse en políticas públicas permanentes, no maquillajes coyunturales”, precisó la organización.

Cabe destacar que la administración de Maduro otorgó hace semanas el indulto a más de 100 presos y perseguidos políticos.

Con información de NTN24