LIMA, 12 nov (Reuters) – El presidente interino de Perú, Manuel Merino, pidió el jueves tranquilidad a la población en medio de protestas contra un inesperado cambio gubernamental, mientras alista la conformación y asunción de su gabinete de ministros las próximas horas.

Merino, que tomó al mando tras la destitución el lunes de Martín Vizcarra, acusó a “candidatos presidenciales” de estar detrás de las protestas en Lima y en algunas ciudades del país, que sufre de una crisis económica y sanitaria por la pandemia.

El cambio de administración se produjo a cinco meses de las elecciones generales programadas para el 11 de abril.

“Entendemos la situación difícil que atraviesa el país, como Estado, y creo que estamos en la capacidad de poder en las próximas horas darle esa tranquilidad a todos los peruanos”, dijo Merino en una entrevista con la colombiana W radio.

Merino afirmó que espera que la calma se asiente en el país minero luego de la juramentación en las próximas horas del jueves de todo su gabinete de ministros.

En tanto, la moneda peruana bajaba un 0,39%, ubicándose otra vez a un nuevo mínimo de 18 años; mientras que el referente de la Bolsa de Lima subía un 0,29%.

El mercado está a la expectativa del nombramiento del nuevo ministro de Economía, que según medios locales sería el economista José Arista, quien fue ministro de Agricultura en el 2018 y exviceministro de Hacienda hace más de una década

Desde el día de la expulsión de Vizcarra, centenares de personas han protestado contra la decisión del Congreso dominado por la oposición, con varios enfrentamientos con la policía que lanzó bombas lacrimógenas y disparos para dispersarlos.

La policía detuvo a decenas de personas, la mayoría jóvenes, que se movilizaron golpeando cacerolas, con banderolas y pancartas con escritos contra el Congreso. Para el jueves se ha convocado a nuevas protestas a través de redes sociales.

“No me representa, yo no he votado por él (Merino)”, dijo un manifestante en la noche del miércoles en una calle de Lima.

Vizcarra, que fue echado del Gobierno por “incapacidad moral” tras denuncias de corrupción en el Congreso, afirmó que se encuentra preocupado por la situación en el país debido a la falta de “legalidad y legitimidad” de Merino, al tiempo que pidió a la policía respeto por los manifestantes.

“La respuesta la ha dado el pueblo al señor Merino”, dijo el exmandatario a periodistas refiriéndose a las protestas. Vizcarra criticó asimismo la designación como primer ministro al veterano y político conservador Ántero Flores-Araóz.

La Organización de Estados Americanos mostró el miércoles su preocupación por la crisis y pidió al Tribunal Constitucional de Perú evaluar la legalidad de las recientes decisiones, sin referirse directamente sobre el caso de Vizcarra.

Con información de reuters