Varias personas acudieron a los hospitales del país con síntomas de mareo, desmayos, dolores de cabeza y vómitos. Las autoridades todavía investigan el origen

Las autoridades de India indicaron este miércoles que la misteriosa enfermedad, que dejó casi 600 enfermos en la localidad de Eluru, la causó una intoxicación aguda luego de hallar trazas de plomo en las muestras de los pacientes.

“Fue una intoxicación aguda, un caso típico de neurotoxina“, dijo a Efe Himanshu Shukla, jefe adjunto de la administración del distrito de Godavari.

Los enfermos acudieron a centros médicos de India con síntomas como fuertes mareos, desmayos, dolores de cabeza y vómitos.

Luego de analizar muestras de sangre y orina, así como de los alimentos consumidos por las personas durante los últimos cinco días, las autoridades determinaron dos posibles fuentes de intoxicación: “o el plomo que se observó en la sangre, o el pesticida en el agua”, indicó.

La presencia de compuesto de organoclorado, como la que se halló en las muestras, “puede causar este tipo de daño”, explicó.

Los análisis preliminares indican que “puede que sea plomo u organoclorado, o pueden ser ambos“, añadió.

El organoclorado es un potente compuesto químico presente en muchos pesticidas utilizados en la agricultura y en los productos contra los mosquitos.

Hasta ahora 582 personas con síntomas, la mayoría de ellos de entre 13 y 35 años, acudieron a los hospitales para recibir atención médica, señala el último balance oficial de las autoridades.

La mayoría de ellos recibieron ya el alta médica, y solo 59 permanecen hospitalizados, dijo Shukla.

Epidemia puntual

“Esta fue una epidemia de origen puntual, es decir, no estaba en todas partes. Vino de alguna parte”, subrayó el funcionario al tiempo que precisó que el número de casos se redujo drásticamente en los últimos días.

Aunque todo apunta a un caso de intoxicación, las autoridades aún trabajan en determinar cuál es el origen. Se tomaron muestras de verduras, leche, pescado, agua, o cualquier otra posible fuente de envenenamiento que están siendo analizadas en el Centro de Ecotoxicología Clínica del hospital AIIMS, en Nueva Delhi.

Con información de el nacional