ZÚRICH (Reuters) – Unas 159.000 muertes sobre la cifra que habría esperado normalmente se registraron en 24 países europeos desde principios de marzo, dijo el jueves una funcionaria de la Organización Mundial de la Salud (OMS), un “porcentaje significativo” del pico vinculado al COVID-19.

Hasta ahora, más de 2 millones de personas han enfermado en Europa por el virus SARS-CoV-2, un alza de 15% en la última quincena, con Rusia, Turquía, Bielorrusia y Gran Bretaña liderando las nuevas infecciones, indicaron funcionarios europeos de la OMS. Más de 175.000 personas han muerto.

Si bien la cifra considera todas las causas de mortalidad, Katie Smallwood, funcionaria de emergencias de la OMS, afirmó que el momento en el que ocurrieron -cuando miles de personas morían en hospitales en zonas como el norte de Italia, Francia, España y Gran Bretaña- destaca el enorme impacto del COVID-19.

“Lo que hemos visto muy claramente es que el pico en la excesiva mortandad corresponde en esos países al pico de la transmisión de COVID-19”, dijo Smallwood a periodistas.

“Eso nos da una muy buena indicación de que una proporción muy significativa de este exceso de muertes está relacionada y se debe al COVID-19”, agregó.

Smallwood dijo que países como Alemania, Suiza y otros que pueden aliviar las restricciones, incluidos los bares, discotecas y otros centros sociales, deben tener sistemas robustos de detección, prueba y rastreo de enfermedades en primer lugar, para ayudar a mantener a raya una potencial “segunda ola” de la epidemia.

“Abrir negocios, o clubes (y) bares, donde las personas se reúnen, tendrá que depender absolutamente de una capacidad muy fuerte del sistema de salud para saber cómo se transmite el virus, dónde se transmite (…) y garantizar que se puedan establecer intervenciones específicas para prevenir y romper cualquier transmisión del virus”, dijo Smallwood.

Con información de Reuters