(Caracas, 30 de noviembre de 2020).- La farmacéutica estadounidense Moderna, solicitará ante la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) y la Agencia Europea del medicamento, la autorización para comercializar su vacuna contra la Covid-19.

Los entes de la salud verificarán la eficacia de la vacuna y decidirán si es lo suficientemente segura para recomendar su implementación.

La compañía informó que el estudio de la vacuna en su fase 3, incluyó a 30.000 participantes con una seguridad de 94,1%. Además, la dosis tiene una tolerancia generalmente buena y todavía no se han identificado problemas de seguridad graves hasta la fecha.

El análisis en esta fase, después de la vacunación, superó los pedidos en el reglamento inicial, según lo exige la FDA para la autorización de uso de emergencia, aseguró Moderna en un comunicado.

La empresa afirma también que la eficacia de la vacuna contra los casos más graves por la Covid-19 es del cien por ciento.