MADRID, 26 oct (Reuters) – Cientos de miles de catalanes marcharon pacíficamente el sábado por las calles de Barcelona para pedir la liberación de los líderes separatistas que están en prisión, en una jornada en la que alcaldes de la rica región española exigieron que se les permita trazar su propio futuro político.

La capital catalana ha sido epicentro de manifestaciones diarias a favor de la independencia desde el 14 de octubre, cuando el máximo tribunal español dictaminó que nueve líderes separatistas deberán ir a la cárcel entre nueve y 13 años por su rol en un fallido intento de secesión.

La policía local estimó la asistencia a la protesta del sábado en 350.000 personas.

A la cabeza de la manifestación estuvo el presidente del gobierno regional, Quim Torra, quien anteriormente le dijo a cientos de alcaldes catalanes: “Tenemos que ser capaces de crear una república de hombres y mujeres libres… y superar la dinámica de la confrontación con una dinámica constructiva”.

Los principales bloques políticos españoles, entre ellos el gobernante partido socialista, han rechazado constantemente cualquier paso hacia la secesión, una posición que han reiterado en los últimos días a medida que el país se prepara para una elección general el 10 de noviembre.

Con información de Reuters