Los protestantes, en su mayoría jóvenes, acudieron al lugar para expresar su descontento por la juramentación de Manuel Merino, a quien consideran golpista y usurpador

Centenares de manifestantes se congregaron este martes en el centro de Lima y marcharon hacia el Congreso en protesta contra la inminente juramentación de su titular, Manuel Merino, como nuevo presidente de Perú, luego de la destitución de Martín Vizcarra.

Movilizados a través de las redes sociales, los manifestantes, en su mayoría jóvenes, se reunieron desde primera hora de la mañana del martes. Acudieron al Congreso portando banderas y carteles en protesta por la destitución de Vizcarra y por la asunción que realizará Merino como presidente de Perú en los próximos minutos. A este último lo califican de golpista y usurpador.

La Policía Nacional levantó cercas de metal para impedir el paso peatonal hacia la sede del Parlamento. De esta forma, se anticiparon a la movilización, que manifestó su indignación por la decisión del Congreso a través de las redes sociales.

En varios puntos de acceso al centro histórico de Lima, grupos de jóvenes se enfrentan con la Policía para avanzar hacia el Congreso. Los agentes, con el uso de gases lacrimógenos, están impidiendo que avancen.

El enojo de amplios sectores de la ciudadanía por la destitución de Vizcarra se vio reflejado durante la noche del lunes. Un joven detenido por la Policía le dio un puñetazo en el rostro al legislador Ricardo Burga, del partido Acción Popular, uno de los que promovió la destitución presidencial.

En pocas horas, las redes sociales del agresor multiplicaron sus seguidores por varios miles, quienes expresaron respaldo y admiración.

Banderas con señales de luto, carteles con la mención de “Este presidente no me representa” o “Congreso usurpador” son algunas de las muestras de repudio.

Con información de el nacional